Del niño que todo quería ser al hombre que quiso ser niño

captura-de-pantalla-2017-02-19-a-las-21-52-01Las ilusiones son el motor de la vida. Ya nos decía el poeta que “la vida es sueño y los sueños, sueños son”. Sin embargo, nada mas triste que alguien que no tenga ilusiones, que no tenga sueños, que no espere con ansiedad un momento, un trabajo, un amor, un artilugio, un viaje, una experiencia…

Viene al caso porque encontrándome en esa edad de cruce de caminos entre la madurez y lo que viene después (y aunque ya expliqué que la edad no se cuenta por los años), se produce un curioso cambio de perspectiva ya que en vez de mirar al futuro con sueños, se mira al pasado rememorando momentos (o sea, sustituimos el catalejo por el retrovisor), y es inevitable la mirada de soslayo, furtiva o nostálgica hacia lo que somos, lo que fuimos y lo que podíamos haber sido.

Y esta reflexión brotó al hilo de  buscar una poesía sencilla, bella y fácil de recordar para que mis niños fuesen formándose en letras y se percatasen de la  fuerza de la palabras, pues me tropecé con una joyita de poema que confieso que no conocía, obra de Manuel Benítez Carrasco (Granada, 1922-1999) cuyos 24 versos encierran mas sabiduría, filosofía y ternura que cientos de libros de autoayuda modernos.

Así que se me ocurrió recitarla y ahí está, por aquello de compartir los hallazgos positivos del camino. No todo va a ser “Con cien cañones por banda…”. Aquí la tenéis… Sigue leyendo “Del niño que todo quería ser al hombre que quiso ser niño”

Lo importante es saber participar con dignidad

archivo_002-22El tópico de consolación de que “lo importante no es ganar sino participar” lo tuve que volver a emplear con mi hijo de nueve años ante otra derrota en la competición de baloncesto para infantiles.

Lo curioso es que ese dicho vale para todo en la vida, pues vale para una discusión donde lo importante es poder intervenir con tus ideas (aunque no te den la razón), o para una reunión de trabajo donde importa no ser convidado de piedra (aunque los asistentes miren el reloj cuando tú hablas), o para aspirar a enamorar a alguien (aunque recibas calabazas y se te hunda el mundo a tus pies), o para optar a un empleo codiciado (aunque se lo den a un pariente del seleccionador)… lo importante es participar, porque si participas es que existes… y eso ya es mucho.

 Pero la importancia de participar y la motivación la  aprendí precisamente practicando deporte en la juventud. Sigue leyendo “Lo importante es saber participar con dignidad”

Sobrevivir a las preguntas ridículas y trampas de las entrevistas de trabajo

archivo_000-112Me entero por la revista Magazine de que el empresario tecnológico y millonario Elon Musk solía someter a los aspirantes finalistas a trabajar en su empresa SpaceX a un acertijo: Caminas una milla hacia el sur, una hacia el oeste y una hacia el norte. Acabas exactamente donde comenzaste.¿Donde estás?

Me quedo perplejo porque acierto la respuesta de inmediato y me pregunto como es posible que una entrevista de recursos humanos que marca el futuro de una persona ( y de una empresa) quede al albur de un fugaz instante y una cuestión trivial.

Para desvanecer el suspense y por si alguno es sometido a tal pregunta en el futuro, anticipo que la respuesta al acertijo de Musk es doble. El Polo Norte y el Polo Sur, porque si se camina una milla al sur y después otra hacia el oeste y otra al norte se regresa al mismo punto geográfico, ya que en los polos convergen todos los meridianos. Basta con visualizarlo mentalmente e imaginarse caminando y se comprende la solución.

Lo que no comprendo es que utilidad tiene ese conocimiento salvo que Musk mande a sus trabajadores al Polo a dar paseos inútiles. Quizá yo respondería a la preguntita de marras (¿donde estoy?), diciendo que supongo que estoy en algún lugar sometido a revisión psiquiátrica porque estar en el Polo es preocupante, pero dar vueltas para regresar al mismo sitio es alarmante y no digamos con el frío que hace. Aunque pensándolo bien, la respuesta para obtener nota sería decir que no hay dos respuestas válidas, de cada Polo, ya que la única correcta sería en el Polo Sur, porque en el Polo Norte hay osos blancos y me temo que no terminaría el primer paseo.

Supongo que existirán otras pruebas complementarias por parte del magnate, eso me lleva a reflexionar sobre el papel de las entrevistas de selección para el trabajo y a contar alguna anécdota y consejo al respecto. Sigue leyendo “Sobrevivir a las preguntas ridículas y trampas de las entrevistas de trabajo”

La vida da sorpresas, pero las sorpresas dan la vida

rojo-jamesReflexionaba el otro día sobre cómo nos quejamos de los cambios y sorpresas pero cómo las echamos de menos si no suceden. A veces la curiosidad nos lleva a la sorpresa. Otras veces el azar la pone en nuestro camino.

No sabemos como, pero el cerebro se sorprende, el corazón se emociona o altera, las piernas nos tiemblan, el pelo se eriza… El impacto de la sorpresa explica las numerosas palabras para expresar esa sensación: asombro, estupor, fascinación, estupor, pasmo, conmoción, impresión, shock…

Eso me llevó a escribir un artículo para el diario La Nueva España en que me planteo el papel de las sorpresas en nuestras vidas, buenas y malas. Adelante, amigos… Sigue leyendo “La vida da sorpresas, pero las sorpresas dan la vida”

8 leyendas fascinantes de la rana de la fachada de la Universidad de Salamanca

captura-de-pantalla-2017-02-05-a-las-22-38-04Se quejaba Unamuno de que “No es lo malo que vean la rana, sino que no vean más que la rana”. Y hoy asombra ver turbas de turistas mirando la hermosa fachada plateresca, quizá planificada por los Reyes Católicos y ultimada en tiempos de Carlos V (1529) y escudriñando la piedra para encontrar la célebre rana como si quienes contemplasen el óleo del Jardín de las delicias de El Bosco asumieran el reto de buscar a Wally con su jersey y gorro de lana rayados.

Lo cierto es que es fácil localizarla, si alguien no lo consigue pese a los brazos apuntando, los vendedores mostrándola o los folletos que lo revelan.

Así que no es un secreto señalar que está en la pilastra de la derecha (mirando a la fachada), en la cima del primer cuerpo, donde sujetando el capitel con sus cráneos se encuentran tres calaveras labradas. La de la izquierda es la que exhibe un pequeño batracio.

Pero hay historias y leyendas sobre el origen y significado del animalito… Nada menos que ocho explicaciones del secreto, y algunas sorprendentes. Veamos Sigue leyendo “8 leyendas fascinantes de la rana de la fachada de la Universidad de Salamanca”

15 Consejos para mi hijo sobre cómo elegir carrera universitaria

salir-huevoMi hijo mayor está en la encrucijada de qué carrera estudiar y pese a ser un extraordinario buen estudiante no lo tiene claro y oscila según el día, según la opinión de sus amigos o el impacto de una tendencia de internet. Sin embargo, esa veleta tiene que detenerse para apuntar hacia el viento del triunfo.

Lo triste es que corren tiempos de gran incertidumbre y se trata de una decisión seria que puede marcar su vida para lo bueno y lo malo.

Por eso, antes de entregar varios años de la vida, dinero, energías e ilusiones a unos estudios de graduado, bien está reflexionar críticamente y algo tendremos que decir los padres.

Por eso, aquí están los consejos que me brotan de reflexionar sobre ello, sin olvidar que son opiniones de padre y no consejos de pedagogo, líder, ni gurú o asesor profesional. Se trata de consejos de alguien como yo, que procedente de la EGB de los escolapios, con más diversión que formación, estudió la carrera de derecho por una razón tan poderosa como “porque no tenía ni idea de matemáticas ni física”, y que conseguí sobrevivir, adaptarme e incluso llegó a gustarme la disciplina.

Si a eso unimos la experiencia profesional de otros amigos y las vicisitudes de sus hijos, me parece que algo puedo decir para orientar al respecto.

Así que, aunque muchos estarán en desacuerdo, me limitaré a ofrecerlo por si sirven a alguien. Y si no sirven, un click, eliminado, y tan amigos.

Así que si todavía queréis saber lo que piensa un padre preocupado por el futuro académico de su hijo, ahí van los consejos que le he dado (y que posiblemente mi hijo ignorará porque hará lo que le plazca): Sigue leyendo “15 Consejos para mi hijo sobre cómo elegir carrera universitaria”

Cuando las bicicletas eran para toda la vida

fa853dc1b2c802dd3112d3f41e019de8-2Acabo de aparcar el coche en el garaje y he comprobado que tengo tres bicicletas amontonadas y encadenadas. En otro trastero guardo dos más, y en un garaje familiar cuatro bicicletas viejas. Por si fuera poco, en el pueblo bañezano me esperan otras ocho. Total, 17 bicicletas, lo que puede comprenderse al tratarse de familia numerosa, al contarse la residencia de verano e invierno, y sobre todo por el afán de no tirar nada “por si acaso”.

Además se van acumulando las bicicletas que amablemente te regalan los amigos cuando sus hijos crecen para los tuyos “por si acaso”.

Pensando sobre este “síndrome de Diógenes ciclista” puedo afirmar que sería falso decir que en mi infancia tuve una sola bicicleta. No. Lo correcto sería decir que tuve una sola bicicleta en la infancia, en la adolescencia y en la madurez. Aunque tampoco sería correcto, porque esa bicicleta era compartida con mi hermano.

O sea, que se merece un recuerdo mi media bicicleta, quizá como la disfrutaron tantos de mi generación. Síganme en mi paseo al pasado, por favor…

Sigue leyendo “Cuando las bicicletas eran para toda la vida”

Curiosidades y maravillas de la Plaza Mayor de Salamanca

La Plaza Mayor de Salamanca esconde secretos y explicaciones asombrosas que no debería ignorar nadie que se precie de turista, curioso u hombre de mundo.

archivo_000-101Y es que si los musulmanes tienen que peregrinar a la Meca al menos una vez en la vida, los occidentales deberían acudir a visitar la Plaza Mayor de Salamanca, prodigio arquitectónico situado en la cautivadora ciudad de Salamanca, ubicada a su vez a orillas del Tormes y cerca de la frontera de Portugal.

Con razón Cervantes aludía a la ciudad en su novela ejemplar, El licenciado vidriera, declarando que

Salamanca, que enhechiza la voluntad de volver a ella a todos los que de la apacibilidad de su vivienda han gozado.

No en vano la ciudad de Salamanca es Patrimonio de la Humanidad (1988) y la UNESCO se apoyó como criterio decisivo en la Plaza Mayor como ejemplo representativo y valioso del XVIII europeo.

Por eso creo será útil para el visitante con prisas, o  para las mentes ávidas de captar lo que esconden las joyas arquitectónicas mas allá de lo que los ojos muestran.

Veamos pues los gozos y los asombros que ofrece la Plaza Mayor de Salamanca, ayudados de unas hermosas fotografías de un gran fotógrafo salmantino, además de mi tío y padrino (Ramón Hernández Sánchez, 1934).

Aquí tenéis 38 curiosidades y un rápido viaje al arte, la historia y la cultura mirando la Plaza Mayor de Salamanca.  Sigue leyendo “Curiosidades y maravillas de la Plaza Mayor de Salamanca”

Que no se entere nadie de que eres feliz

leon-agresivoNo hace mucho viajaba en tren desde Madrid hacia Oviedo, tranquilo y relajado, y me aproximé al vagón de cafetería. Cuando plácidamente estaba tomando un café en pie y dos parejas mas allá charlaban suavemente, entró en el vagón un imbécil trajeado hablando a gritos por el pinganillo para móvil (olvidando una de las 17 reglas de cortesía que los groseros ignoran del uso del móvil).

Se colocó frente a mí (mas allá de la “distancia de seguridad o intimidad”), y todos los del vagón dirigimos miradas de censura porque nos estábamos enterando de que la opinión de ese fulano era “quiero a todos a las diez”, “el que falte se va a enterar”, “los pedidos los hará como me sale a mi de los coj…”, “no me gusta repetir las cosas”, “Eso a mí no me importa…” y lindezas por el estilo, todas las cuales por cierto, importaban un comino a los demás pasajeros.

Me sentí agredido en mi intimidad, porque podía admitir que alguien hable alto inadvertidamente al entrar al vagón, podía admitir que si está solo se exprese a grito pelado su problema de halitosis, e incluso aceptaría que una llamada urgente reclame su atención, pero lo que me parecía inaceptable era que cinco extraños tuviésemos que aguantar aquella verborrea rompiendo la barrera del sonido. Y seguía, seguía… Así que como tenía tiempo, saqué el pequeño demonio que tenemos dentro, y dado que las miradas no valían pasé al contraataque. Saqué mi iPhone 6, puse la música y el altavoz manos libres y la elevé. Las dos parejas me miraron, y el individuo elevó mas la voz sin salir del vagón, así que elevé mas todavía el sonido hasta la estridencia…Entonces el mameluco adoptó un gesto agrio mientras puse mi mejor gesto estilo Clint Eastwood, y salió del vagón visiblemente irritado y sin dejar de hablar, y sin poder dar un portazo porque las puertas son automáticas. Entonces apagué la música, y sentí que con su sonrisa los chicos me aplaudían.

Y lo dicho es rigurosamente falso. ¡Claro!. Lo cierto es la escena hasta el inicio de mi supuesta venganza, aunque lo pensé (o soñé). Sigue leyendo “Que no se entere nadie de que eres feliz”

Nosotros somos los juguetes

sustoEse es el mensaje, aunque he tardado en caer en la cuenta. Llevo pasando por ese palacio de juguetes que es Toys R Us desde hace años y la pronunciación de esa “R” infiltrada me distraía de su significado, que con mi pobre inglés, aludía a algo de juguetes. Pero no, la traducción correcta es “Toys are us” , o sea, “los juguetes somos nosotros”.

Ahí me brotó la pregunta: Eso de “los juguetes somos nosotros”…¿ es una confesión del personal de la tienda o es un mensaje de lo que tienen que sentirse los clientes?, ¿los juguetes son ellos o somos nosotros?. En ambos casos, es aterrador porque los juguetes deben estar al servicio de las personas y nadie debe ser juguete de nadie.

Pero hay más… Sigue leyendo “Nosotros somos los juguetes”