Tolerancia cero con los asesinos alimenticios silenciosos

habito maloSi hoy día siguiésemos las voces alarmistas en nutrición acabaremos por no comer nada, por vivir en una burbuja y alimentarnos por un tubito de aire, e incluso ni eso por su posible contaminación.

Nada mas patético o absurdo que alguien que se dedique al ayuno total por descartar la carne por las grasas, los vegetales por los pesticidas, el pan o los postres por propiciar el engorde, el vino por hacer perder la serenidad, etc.

Como siempre, en la moderación está la clave de la existencia y vida sana. Nada escaso ni nada en demasía. El problema es saber lo que supone consumo moderado para cada persona en cada momento, según su propio metabolismo y hábitos. Además es muy difícil ser objetivo cuando cada uno nos convertimos en nuestros propios jueces llamados a fijar la moderación y cuando todos encontramos la coartada para comer o beber lo que no debemos so pretexto de ese mantra de “Por un día…” o con ocasión de cualquier celebración o ágape.

Sin embargo, hay que ser consciente de una doble variable que nos acecha como consumidores en nuestra dieta.

De un lado, las limitaciones de la ciencia pues se producen infinidad de avances acelerados de productos alimenticios, con tecnología y química alimentaria, que nos disfrazan sabores, olores, forma y aspecto, mientras que los controles de sus efectos secundarios van mas lentos. En otras palabras, así como los medicamentos antes de salir al mercado requieren infinidad de pruebas de eficacia e impacto colateral, en el caso de los productos alimentarios existen controles genéricos y mas rutinarios, dejando a posteriori, en virtud de denuncias o sospechas el seguimiento de sus efectos secundarios o inexplorados.

industriaDe otro lado, los intereses comerciales de las grandes empresas y multinacionales. Los Estados no están en condiciones de frenar el desarrollo económico; los mercados son sensibles a las presiones publicitarias, mercantiles y lobbies, sin olvidar las reacciones jurídicas de las empresas cuando lanzan un nuevo producto que no puede esperar ni puede fracasar. La finalidad de toda empresa es el lucro y este es vender. Y la publicidad solo muestra la cara amable de los productos para cumplir su fin.

Los consumidores y sus asociaciones son mas débiles y lentos que la industria alimentaria.

Esto explica que todos somos un poco conejillos de indias. Así que, sin ánimo catastrofista ahí comparto algunos alimentos altamente sospechosos. Y ni soy nutricionista, ni médico, ni investigador, pero me agrada formarme con sentido crítico y compartir las conclusiones. Luego allá cada cual con su libertad.

Y es que quizá consumir estas cuatro sustancias no daña necesariamente a todo consumidor, pero si reducimos drásticamente su consumo, con toda seguridad no nos perjudicarán. No están los tiempos para correr riesgos.

Veamos los cuatros asesinos silenciosos. Hay muchos más, pero por algo se empieza. No está de más tener unas nociones de cosas que comemos con inocencia y que nos pueden pasar grave peaje a la salud. Sigue leyendo “Tolerancia cero con los asesinos alimenticios silenciosos”

Meditar sin esnobismos: relajo gratuito y tonificante

cerebro agotado Vivimos un mundo trepidante. Casa que requiere gestiones, familia que necesita atenciones y coches con diarias necesidades. Móvil, portátil, tableta… citas, reuniones, cafés… amigos, compañeros, parejas, vecinos, clientes… libros, películas, música… deporte, juegos… Mantener en movimiento Y equilibrio nuestra vida es propio de un malabarista profesional, y a veces éste necesita pararse y meditar.

No hablo de descansar, ni dormir, ni relajarse con una película, sauna o evasión similar.

Hablo de meditar, entendido como ralentizar el funcionamiento del cerebro y dejarlo libre en un ambiente de quietud y silencio. Como si soltásemos un purasangre que llevásemos todos los días enganchado al carro y por el mismo sendero.

Al principio lo de “meditar” nos parecerá una tontería propia de budistas esnobistas o gente ociosa. Quizás pensemos que es una moda (eso que los cursis y los ejecutivos llaman Mindfulness). O incluso quizás pensemos que no tenemos tiempo para meditar.

Error. Y lo digo por propia experiencia. No soy un ejemplo de persona que medite pero al menos lo intento. Y creo que los beneficios son notables. Ni terapéuticos, ni espirituales, pero si nos ayudará a controlar el estrés.

Suele decirse con razón que la meditación es lo último en dispositivos móviles; se puede utilizarlo en cualquier lugar, en cualquier momento, y discretamente. Y además por seguir la analogía tecnológica, como los cargadores de móviles, decía Paul MacCartney que “la meditación nos carga las baterías del cuerpo y el alma“. Veamos Sigue leyendo “Meditar sin esnobismos: relajo gratuito y tonificante”

Sencillísimos hábitos de una dieta sana

frutas verdurasEl doctor Antonio Escribano, personaje de indiscutible liderazgo mundial en nutrición, profesor universitario y médico en activo, acaba de publicar su brillante libro “Aprende a comer y a controlar el peso” (Ed. Espasa).

Un resumen de sus mágicas recetas para controlar el peso lo podemos derivar de sus rápidas, convincentes y razonadas respuestas ofrecidas en la entrevista concedida al Diario el Comercio (La Voz de Avilés, 12/02/2015), creo que fija las claves para una dieta sana. Nada de trucos ni fórmulas milagrosas. El doctor Escribano desmitifica ritos y destierra leyendas. Ideas sencillas y creíbles. Nada de milagros: basta con unos sencillos hábitos y unas reglas que todos deberíamos llevar implantadas en el código genético y como pautas de la vida.

El punto de partida ya alerta de algo que debemos tener claro. “La suerte interviene en muchas cosas menos en una: perder peso. Es algo que hay que trabajarse. Las almas grandes poseen voluntad y las pequeñas solo deseos. Las dietas milagro no existen. El único milagro que existe para perder peso es comer sano y variado en cantidades razonables, ponerse en mano de un especialista y practicar actividad física”. Pero veamos ahora una sencillas enseñanzas que nos harán ganar calidad de vida, mejor salud y mayor felicidad.

Y es que hay infinidad de ocasiones, ágapes y situaciones en que nos dejamos llevar por la indiferencia y el capricho al consumir alimentos que no nos convienen. Por eso bien está saber de antemano, y poder elegir mejor, las consecuencias de esta inercias, hábitos sociales o incluso consumo solitario voraz. Por eso ofrecemos las respuestas y declaraciones en la citada entrevista de tan autorizada voz. Sigue leyendo “Sencillísimos hábitos de una dieta sana”

Mantener activa la mente para vivir más y mejor

gimnasia cerebralEspero que nadie se asuste de reconocer que el cerebro es un complejo mecanismo de una red de cien mil millones de neuronas que se activa con impulsos eléctricos, estimulados con oxígeno y glucosa que transporta la sangre: o sea: llevamos sobre los hombros el mejor gadget creado por la evolución natural; una brújula maravillosamente compleja y autopropulsada que marca el rumbo de nuestra vida.

La neurociencia, como la “Educación para la ciudadanía”, debería ser enseñada a los niños en los Colegios en sus nociones básicas. No deja de sorprender que para conducir un coche hace falta permiso de conducir y para conducirnos a nosotros mismos se nos da un cerebro rápido, incontrolado y sin Manual de Instrucciones.

En términos gráficos podemos imaginarnos nuestro pequeño cerebro como una selva inmensa de árboles y ramaje entrelazado y cada pensamiento sería como un monito juguetón que va de árbol en árbol, de rama en rama y que a veces se eleva muy alto y otras se equivoca y cae en el vacío. Para ver la imagen en su justa perspectiva, multipliquemos esos árboles cien mil veces su tamaño y disminuyamos el tamaño de los monitos en esa proporción, y ahora seremos capaces de imaginarnos la fiesta de chispazos que tiene lugar dentro de nuestro cerebro para realizar cualquier tarea o pensamiento.

neurona selva

Pues bien esa red neuronal es un regalo que cada persona tiene para poder pensar, actuar y disfrutar el mundo que nos ha tocado en suerte. Así como todo el mundo ejercita los músculos parece olvidarse que el cerebro hay que ejercitarlo también. Algo así como si cuidásemos solo la carrocería del coche y no nos preocupásemos de limpiar el motor, ponerle aceite, engrasarlo o renovarlo.

Por eso, el siglo XXI es la época de la gimnasia mental, de la activación del cerebro, pues si no lo cuidamos pronto sobreviene la degeneración, la muerte de neuronas, la esclerosis o acaso el alzheimer. Y no es difícil. Sigue leyendo “Mantener activa la mente para vivir más y mejor”

Dormir más para vivir mejor

secretos para dormirNo hace mucho se nos educaba inculcándonos aquello de de “hay que dormir ocho horas” (parecido a lo de “come lentejas que tienen hierro”) y se reforzaba el mensaje con el refrán de “no por mucho madrugar amanece mas temprano”. Sin embargo paradójicamente se asociaba el dormir mucho con la condición de perezoso o vago.

Hoy día en España se duerme poco por dos razones.

De un lado, en España a diferencia de la tónica habitual europea, se cena tarde o tardísimo. Y además mucho. Esa digestión pesada lleva a prolongar la hora de acostarse hasta el filo de la medianoche.

De otro lado, somos esclavos de la tecnología. Unos de la televisión que vemos embobados como vacas rumiando y observando pasar trenes que no le importan. Y otros agotando chats, visitas a la web, repasando emails… en tablets, portátiles u ordenadores.

El resultado es que buena parte de la población se va a la cama tarde y mal. Si a eso añadimos que hoy día los problemas laborales, económicos o de pareja se han incrementado, el sueño tiende a llegar tarde y cuando llega nos enzarza en pesadillas. O sea peor calidad de sueño.

Y si el sueño es escaso y no reparador, todos conocemos el resultado: somnolencia, fatiga, nerviosismo, malestar, enfado sin causa.

Por eso debemos dormir más y recuperar el hábito de mayor descanso nocturno. Veamos con detalle los consejos para mejorar la calidad del sueño y la calidad de vida. Sigue leyendo “Dormir más para vivir mejor”

Actividades naturales que liberan endorfinas y combaten el estrés

endorfinasEl cuerpo tiene mecanismos de defensa frente al dolor o estrés. Los bomberos que traen el agua refrescante se llaman endorfinas, unas hormonas que el cerebro activa; en concreto son neurotransmisores o sustancias químicas que transmiten señales eléctricas a través del sistema nervioso y cuyo funcionamiento es similar a los opiáceos.

Son los invisibles agentes que explican la euforia y la calma como respuesta a los estímulos externos del dolor, emociones y esfuerzo físico. Cuando se activan hacen ver el mundo con ojos positivos y mejora el sistema inmunológico. Además son una especie de “botiquín de alivio” que se utiliza cuando se produce una situación de daño o tensión.

Se ha dicho que son la explicación de que el soldado herido continúe luchando con el dolor amortiguado, o de que pueda la familia sobreponerse al dolor del ser querido y preparar el funeral.

El truco consiste en no esperar a vivir una situación extrema para que de forma automática el cerebro ponga en marcha las endorfinas sino en realizar actividades que tienen ese efecto equivalente. Y es que cuando se fomentan o activan el mundo se ve con ojos mas positivos y mejora el sistema inmunológico. Pero lo mejor es que suelen ser gratis o baratas. O sea, una especie de “droga natural”.

Veamos las actividades naturales que generan endorfinas. Sigue leyendo “Actividades naturales que liberan endorfinas y combaten el estrés”

Llorar es bueno y saludable si hay motivo

 

lagrimasEl llorar suele asociarse a sentimientos negativos como la pena, dolor, miedo o impotencia. Sin embargo, una cosa es la causa del llanto (que puede ser un hecho negativo) y otra el efecto beneficioso que tienen las lágrimas para el organismo.

Curiosamente las lágrimas de infelicidad producen felicidad o atenuan la infelicidad.

Dado que el llorar es un privilegio del ser humano, que nos separa de los animales ( las “lágrimas de cocodrilo” es una leyenda biológica), hay que desterrar prejuicios culturales hacia su manifestación ( “los hombres no lloran”, “lloran los débiles”,etc). Las lagrimas emocionales son saludables y cuidan el corazón. Nada de encerrarse en el baño o llorar a escondidas. Veámoslo.

Sigue leyendo “Llorar es bueno y saludable si hay motivo”

El secreto de una buena siesta: beneficios, consejos y curiosidades

siesta picapiedraLas personas podrían dividirse entre los que son partidarios de echar una siesta o cabezadita y los que se niegan radicalmente a ello. El escritor Camilo José Cela lo llamaba el “yoga ibérico” por la afición española a tal práctica, propia de los países mediterráneos, aunque los mexicanos lo han convertido en un arte por aquello del calor, los indios en fuente de meditación y los japoneses en terapia para combatir el frenesí.

Ello sin olvidar que mirando hacia la historia, los romanos practicaban tan sano y breve descando; de hecho el origen de la palabra “siesta” viene del latín pues se realizaba a la hora “sexta” (marcaba el mediodía: de 11:00 a 12:00 horas).

La siesta es oro puro: regeneración física y mental gratuita y rápida. ¿Quién da más?. Es un oasis en un contexto de tensiones sociales, laborales y mentales. Una tregua con la vida activa. Y ayuda a tomar decisiones “en fresco”: no en vano, Edison, Einstein o Napoleón no perdonaban la breve siesta antes de afrontar grandes decisiones.

Por algo Microsoft, Apple y Google permiten a sus empleados disfrutar de una breve siesta reparadora.

Pero veamos las grandes ventajas de una siesta, y las condiciones que tiene que tener para obtenerlas.

Sigue leyendo “El secreto de una buena siesta: beneficios, consejos y curiosidades”

Buenas razones para ser feliz caminando al trabajo

razones para ir caminando     El homo sapiens dejó paso al homo trailer que va a todas partes en vehículo motorizado. En las ciudades, ni camina ni quiere caminar, y además mira con suficiencia al peatón. Una cosa es utilizar el coche para grandes distancias y otra el abuso que hemos hecho de él.

 El otro día la tentación de bajar en ascensor hasta el garaje me hizo tomar el coche para desplazarme a varios cientos de metros de mi casa. Absurdo.

No hace mucho iba en coche a trabajar a pocas manzanas de mi hogar y confieso que me llevaba mas tiempo el despegue (sacar el coche) y el aterrizaje (aterrizar) y el vuelo ( con atascos) que si hubiese ido paseando.

También recuerdo cuando iba a la piscina para hacer ejercicio y tardaba más en ir en coche y aparcar que si optase por pasear hasta allí. Paradojas que demuestran insensatez.

Sin embargo, caminar al ir a trabajar ( u otras actividades dentro de ciudades de dimensión media o pequeña) es un placer y como tal no debemos prescindir de ello; al menos antes de que la edad, una silla de ruedas o la frontera de una residencia de ancianos nos impidan caminar.

Veamos las fuertes razones que nos ayudarán a recuperar el placer de caminar al ir al trabajo. Nunca se dio tanto por tan poco. Sigue leyendo “Buenas razones para ser feliz caminando al trabajo”