Cuando se pierde la cabeza por el corazón

implicados expulsionUn llamativo incidente de los juegos de Río de Janeiro ha demostrado de nuevo la fragilidad de la condición humana y como una cabeza bien amueblada y de lógica impecable puede verse turbada por las pasiones a corto plazo, o las pasiones bajas (o como decía alguien sarcásticamente, por las “pasiones de las partes bajas”).

Se trata de lo sucedido antes de la competición de salto de trampolín sincronizado, por parejas, en que la saltadora de trampolín brasileña Ingrid de Oliveira pasó la noche anterior con el remero Pedro Goncálves pese a la negativa de la compañera de aquella a facilitarle habitación en la Villa Olímpica aduciendo el necesario descanso y concentración en vísperas de la competición.

El resultado fue que se consumó la noche de pasión pero la trifulca entre las dos saltadoras provocó una actuación tan lamentable que quedaron los últimos de la clasificación pese a sus serias posibilidades de victoria. Como nota pintoresca los medios de comunicación brasileños explicaron la expulsión de la fogosa saltadora por “una maratoniana noche de sexo”, lo que lleva al chiste fácil de que el maratón también es deporte, y ya que en la propia ciudad olímpica se reparten preservativos a los deportistas, parece que la censura se debe a la imprudencia de despilfarrar tanta energía en vez de reservarlas al máximo para la competición.

Parece una fábula moderna con su moraleja y todo. Los ecos de personas célebres que ceden a pasiones a corto plazo o inadecuadas nos llevan a Clinton cuando el gobernante más poderoso del planeta se entregaba a juegos sexuales con la becaria Lewinsky. ¿Qué lleva a estas personas a jugarse lo que la razón les dicta por lo que la pasión les arrastra a corto plazo?, ¿Cómo acertar en esas encrucijadas? Continue reading “Cuando se pierde la cabeza por el corazón”

La muerte no se toma vacaciones

malas noticiasLas vacaciones son el remedio temporal al estrés laboral, un oasis de supuesto ocio dentro del desierto de un año laboral en un contexto sociopolítico crispado.

Todos intentamos evadirnos del ruido de las catástrofes, ignorar la sombra de problemas económicos o de salud, ofrecer una imagen feliz aunque la procesión vuelva en otoño con sus colores grises.

Pero por mucho que busquemos la evasión, el aturdimiento, mirar a otro lado, la sonrisa fácil… hay frío en el exterior y no podemos negarnos a unos minutos de reflexión… Continue reading “La muerte no se toma vacaciones”

Vivir más lento para vivir más

time suLeo la noticia de ayer en el Diario El País, sobre la publicación del estudio de la revista Science, en que nos informan que el tiburón de Groelandia vive casi cuatro siglos. Según dicho estudio tales animales siguen “una estrategia evolutiva típica la de la -vida lenta-, con edad reproductiva muy retrasada, pocas crías, y longevidad elevada”; parece que esa especie:

En el trato evolutivo entre mantenimiento o reproducción estos bichos eligieron mantenimiento y dedican más recursos a eso.

Estos escualos de movimiento lento, crecimiento lento y digestión lenta, viven una vida “a cámara lenta”, como si todo estuviese ralentizado.

Así que el secreto de la longevidad parece estar en la parsimonia, en la lentitud. La paradoja es que en los tiempos actuales de las sociedades que se califican de avanzadas, parece que se vive rápido.

Se busca la comida rápida.

Se busca el amor con rapidez (webs de contactos). Se conversa con rapidez (Twitter, WhatsApp, etc).

Archivo_000 (6)Se prima lo visual sobre lo leído porque una película o video consume menos tiempo que la lectura del libro que lo inspira y además da el trabajo hecho a la imaginación).

Se quiere música frenética y sincopada, y se posterga la clásica y melódica.

Se quieren hacer miles de fotos y selfies que jamás serán revisados, clasificados o disfrutados.

Se renuevan los artilugios tecnológicos porque se lanzan al mercado y no porque el mercado los necesite… todo rápido, y a veces se trata de obtener la información lo más rápidamente posible para nada.

Por eso quizá se impone una reflexión breve sobre nuestro estilo de vida. Mas calma, mas reflexión, mas paseo, mas aburrimiento, menos tecnología, menos competitividad… Se trata de pensar mas en el camino que en la meta. Y eso por poderosísimas razones. Continue reading “Vivir más lento para vivir más”

Filosofía kleenex para el verano

sisifoHablar de filosofía en verano sería de mal gusto si no fuese por un motivo razonable como es el fallecimiento de Gustavo Bueno, personaje que siempre demostró genio expresivo y planteamientos enérgicos, con una gran libertad de criterio, como un monje guerrero de los que no abundan en la sociedad actual donde las ovejas gregarias obtienen mas réditos que los lobos esteparios.

No me voy a referir a la doctrina filosófica del profesor, que me excede, e incluso me atrevo a confesar que no me interesa, ya que soy de los que piensa que la filosofía más pura es la utilizada para salir del paso y resolver problemas, pues desde que nacemos nos enfrentamos a un mundo hostil, con encrucijadas y grandes incertidumbres, y tenemos que irnos forjando nuestras propias pautas para sobrevivir. Por eso, me agradaba el pragmatismo atribuido erróneamente a Sancho, y que en realidad corresponde al soneto cervantino en que Babieca (el caballo del Cid) le comenta a un escuálido Rocinante (la montura del Quijote).- Metafísico estáis. Y le responde: Es que no como.

Es innegable que la necesidad aguza el ingenio. El hambre de amor, comida, respuestas o experiencias es el motor de la reflexión y del aguijón de las preguntas que son la esencia de la filosofía (¿Qué, cómo, por qué?). Y esa necesidad es también el motor de la acción.

Pero mas allá del filósofo me interesan algunas frases o reflexiones de D. Gustavo Bueno que encierran un puñetazo al estómago o mas bien una sacudida a la mente. Son greguerías de altura, muchas de las cuales me han hecho cambiar, algo que resulta difícil admitir cuando somos maduritos ( resistentes a cambiar, como decía Robert de Niro en una película mafiosa: “Cambiamos hasta los cuarenta; después nadie nos cambia de manera de pensar en las cosas básicas, aunque fingimos hacerlo”).

Sin caer en frivolidades, confieso que me han ayudado mucho en mi visión del mundo algunas frases de Woody Allen o de Homer Simpson, pues saben ofrecer con situaciones absurdas o juegos de palabras, perspectivas por las que nuestras neuronas no suelen transitar.

Así, he extraído diez frases lapidarias del profesor Gustavo Bueno, de un bloque de 60 que el Diario La Nueva España nos ha ofrecido. Veamos esas diez perlas y dejemos la mente “absuelta”… Unos minutos de introspección (“avive el seso y despierte”) no vienen mal entre sol, paella, golf, siesta, lecturas livianas y los artilugios tecnológicos, que siguen ganando por goleada. Y después de engrasar las neuronas, volvamos al asueto y letargo Continue reading “Filosofía kleenex para el verano”

Honrados y pícaros de vacaciones

Archivo_000 (5)A primera hora de la tarde bañezana, a esa hora en que los toreros sudan en frío y en que se fríen huevos sin sartén, se me quedó parado mi viejo coche de maquillaje psicodélico. Al menos no me encontraba en esas solitarias y largas carreteras americanas donde sólo se ven matojos rodantes y tristes gasolineras con empleados siniestros.

El coche fue tan compasivo que se detuvo a escasos metros de un taller que ocupaba una nave industrial donde poca industria se adivinaba. Lo peor era que la persiana metálica estaba cerrada y lo mejor era el cartelito caligrafiado sobre ella: “Vuelvo en un momento” (con lo que sin saber el cliente cuando había salido, malamente podía empezar el cómputo de ese plazo, el “momento”, que era una unidad de tiempo romana de un minuto y medio de duración); y se añadía en tinta algo que decía del talante filosófico del empleado y que provocaba la sonrisa: “Si no he vuelto es que ya estoy donde el tiempo no importa”.

Para mi fortuna apareció el empleado ya madurito con esos monos azules que son la segunda piel de los mecánicos de mi infancia, con rostro tiznado y una sonrisa en la cara. Abrió la persiana metálica, y se brindó a acercarse al coche y me solucionó la nimiedad, pero lo mejor fue que en ese momento llegó un ancianito en un coche vetusto y le pidió si podía revisarlo porque el motor calentaba el interior del coche y tenía miedo se incendiase o explotase. Lo mejor estaba por venir… Continue reading “Honrados y pícaros de vacaciones”

Las reflexiones son para el verano

Archivo_000 (3)Inicio las vacaciones en este pueblecito leonés de cielo increíblemente azul con sol cálido y la mente no se toma vacaciones. Reflexiono mirando el bosque, reflexiono observando las hortalizas del mercado, reflexiono nadando en la piscina, reflexiono en la terraza del bar del pueblo… en fin, batiendo neuronas y experiencias, sin rumbo.

Curiosamente las vacaciones cobran sentido para descansar o cambiar la rutina del trabajo y las preocupaciones cotidianas, y sin embargo muchos acabamos cayendo en la rutina vacacional. Mismas ocupaciones, mismas rutas, mismos lugares y compañías. Eso no es malo porque la seguridad que dan los entornos familiares y evitar lo inesperado es un bálsamo para el estrés y para la inquietud.

Sin embargo, la cámara lenta que filma nuestra vida como protagonistas en el verano, nos permite reflexionar y hacer balance sobre lo que hemos hecho este año, y lo más importante, si hay algo que cambiar para el próximo.

Lo triste sería que mirásemos hacia atrás y no estuviésemos orgullosos de nada de lo hecho y que tampoco intentásemos cambiar nada después del verano.

No se trata de acometer los consabidos planes de aligerar peso, aprender idiomas, leer los clásicos, organizar agendas y cumplirlas, dejar de fumar, ir caminando en vez de seguir siendo un centauro motorizado, reunirse con esos amigos cuya compañía hemos descuidado, etc. No. Se trata de algo más profundo y que tiene que ver con lo que comenté en un viejo post significativamente titulado “No esperemos una enfermedad grave para reorientar nuestra vida”.

Viene al caso porque acabo de leer en el periódico el País una estupenda entrevista a una joven a la que diagnosticaron cáncer con 17 años, Verónica Díaz, en que con tremendo frescor vierte verdades como puños que no están en los libros escolares ni en los manuales de autoayuda sino que solo los ofrece la experiencia. Aquí van los fragmentos de las respuestas de Verónica que mas me han impresionado. Continue reading “Las reflexiones son para el verano”

Esas lecturas de verano que nunca se tienen a mano

leer vranoDesde hace mas de treinta años, el ritual de hacer las maletas para las vacaciones se repite cuando tiene lugar un momento de pausa confusa. El momento de decidir que lecturas pienso acometer el verano. Decidir qué libros me llevaré pese a saber que hay grandes posibilidades de que solo cumpla parcialmente los objetivos.

Soy víctima de lo que los psicólogos llaman falacia de la planificación y que opera cuando decidimos muy valientes y convencidos enrolarnos en un gimnasio, aprender un idioma, cuidar la dieta o corregir algún defectillo natural. Todo se presenta muy fácil a la hora de decidirlo porque solemos convencemos en nuestro fuero interno de que podemos conseguirlo, pese a que probablemente cuando llegue la disciplina del día a día, y sobrevengan imprevistos o la desgana, acabaremos arrojando la toalla del gimnasio o del idioma, para contemplar compasivamente nuestra figura en el espejo o contentarnos con hablar el idioma mas utilizado en el mundo. Y listos para nuevos propósitos.

Algo parecido sucede cuando encaramos la selección de títulos para leer. Contemplamos nuestra biblioteca personal, nuestra mesita de noche, nuestra mesa de despacho, nuestro trastero… y en todas partes yacen libros en busca de lector. En su día, los adquirimos con gozo o los aceptamos como regalo con promesa de pronta lectura, y por múltiples razones fueron aparcados temporalmente.

Pero volvamos al día de hacer las maletas y seamos autocríticos. Continue reading “Esas lecturas de verano que nunca se tienen a mano”

Salir de fiesta en el pueblo: luces y sombras

¡Qué distinto es eso de salir de fiesta según cada cual! Para mi hijo de dieciséis años, “salir de fiesta” consistió en su peripecia de ayer por la tarde en el pueblo bañezano junto con sus amigos y regresar a las ocho de la mañana (como la mayoría de adolescentes, “en condiciones de las que no me quiero acordar”, parafraseando a Cervantes), momento de cambio de turno en que los que dormíamos nos despertábamos a la vida y en que aquéllos se van a dormir.

Hay algo curioso en este vivir la vida a turnos, en que los adultos y los adolescentes no coinciden en la franja horaria, ni en los hábitos, ni en lo que se considera utilización fructífera del tiempo. No digo mejor ni peor, sino distinto.

Creo que alguna vez yo también fui adolescente con ímpetu juvenil, hormonas en pie de guerra, deseo de experiencias y con muchos pájaros en la cabeza (de hecho, creo que algunos pájaros no salieron todavía del nido). Continue reading “Salir de fiesta en el pueblo: luces y sombras”

La felicidad al alcance de nuestra mano

cafe sonrisaLeo una entrevista al cirujano Diego González Rivas, el cirujano más reconocido del mundo desde que el doctor Barnard acometiese trasplantes de corazón, quien desde su juventud (1974) confiesa la enseñanza de las malas experiencias vitales para el camino hacia la felicidad y no dejarse llevar por la seducción del riesgo.

Llegar pronto al cementerio por arriesgar la vida puede considerarse un mérito objetivo pero sale muy caro y poco envidiable pues la vida es un regalo que hay que administrar y no parece que llame dos veces el cartero.

Es cierto que muchos se cuidan física y mentalmente, con vida sana y optimista pero la mala suerte se cruza en su vida en forma de un camión sin frenos, cáncer incurable o resbalón fatal y se trunca la flor.

También es cierto que muchos descuidan su aspecto físico y mental, llevan una vida de riesgo, coqueteando con malas prácticas (fumar, atiborrarse de sustancias tóxicas, vivir al límite..), y alcanzan la longevidad.

Ambas situaciones son ciertas pero poco probables, y el jugador ganador sabe que debe apostar a los probable no a lo improbable.

Lo que es innegable es que todos perseguimos o buscamos la felicidad, aunque no todos la situamos en la misma meta (¿amor, dinero, belleza, poder, salud, prestigio, etc?), y lo que es más grave, no todos seguimos el mismo camino. Continue reading “La felicidad al alcance de nuestra mano”

Los cambios educativos en las frases típicas de padres a hijos

educationEs curioso como se perciben los cambios de los tiempos, cuando los padres de los adolescentes de ahora recordamos lo que nos decían nuestros padres en la adolescencia.

Y si comparamos aquellas consabidas y temidas frases que nos decían nuestros padres, a los que entonces éramos estudiantes que sobrevivimos a la EGB, con los pensamientos que ahora dedicamos como padres perplejos en las mismas situaciones a nuestros hijos que cursan la ESO, notaremos que  “eso” es algo muy distinto de “aquello”.

Veámoslo con un toque de humor, por aquello de reír por no llorar. Continue reading “Los cambios educativos en las frases típicas de padres a hijos”