Oviedo, la ciudad más bonita de España para el Huffington Post

archivo_005-8 Para la versión española del Diario online más vendido en EE.UU, el Huffington Post, ha resultado elegida ciudad más bonita de España la ciudad de Oviedo, en la no menos bella Asturias.

Aunque nada hay mas subjetivo que valorar la belleza, como lo es determinar que se entiende por ciudad bella (¿cómoda, accesible, urbana, ecológica, limpia, etc?) ni pocas cosas pueden manipularse tanto como las votaciones online, lo cierto es que Oviedo presenta varias claves que por aclamación popular resultan innegables.

España cuenta con ciudades maravillosas en términos de historia (Salamanca), calidad urbana (Vitoria), arte (Granada), gastronomía (San Sebastián), infraestructuras (Barcelona), etc. Cada ciudad, como toda persona, tiene flancos maravillosos.

ería pretencioso y simplón, fijar un ranking de ciudades donde como decía el asturiano Ramón de Campoamor:

Y es que en el mundo traidor
nada hay verdad ni mentira:
todo es según el color
del cristal con que se mira.

Pero lo que es indudable es que Oviedo es un destino agradable para visitar y una ciudad cómoda para vivir. En todo caso, única. Por algo, Woody Allen exclamó la célebre frase al pasear por sus calles:

Es una ciudad deliciosa, exótica, bella, limpia, agradable, tranquila y peatonalizada; es como si no perteneciera a este mundo, como si no existiera… Oviedo es como un cuento de hadas.

Y es que Oviedo y Woody Allen mantienen una especial relación amorosa a juzgar por el semblante que se ilumina en el cineasta cuando piensa en la ciudad y como la defiende.

Pero veamos la razón de que esa frase no es fruto del capricho. Seguir leyendo “Oviedo, la ciudad más bonita de España para el Huffington Post”

El cambio climático no es una broma ni un mantra de frikis

No soy catastrofista y mas bien peco de exceso de racionalismo. Sin embargo he leído en el diario El Mundo la contundente y clara respuesta de Sheldon Glashow, Premio Nobel de Física en 1979 a la pregunta del mayor reto al que se enfrenta la ciencia y responde:

el problema número uno es el cambio climático. Es un problema científico, pero también es político, legal… un problema universal. Si queremos responder otras preguntas sobre la física -algunas de las que hemos estado hablando tardaron 50 años en ser resueltas-, no tenemos tiempo suficiente, no tenemos 50 años antes de que Miami o Nueva York se inunden si no actuamos. Si continuamos haciendo lo que estamos haciendo hoy en día, será con toda seguridad el final de la civilización dentro de los próximos 100 años.

Estremecedor. Seguir leyendo “El cambio climático no es una broma ni un mantra de frikis”