No quiero hablar con máquinas

rototetiueComo dice cierto Nobel de Literatura cuya respuesta a la concesión del premio “está en el viento”, coincido en que los tiempos están cambiando, al menos, en cuanto corren tiempos de deshumanización en los servicios prestados por profesionales y empresarios.

Soy consciente de los beneficios de los adelantos tecnológicos en las grandes cuestiones (seguridad, sanidad y educación) e incluso de la facilidad de comunicaciones (mensajería) pero me pregunto si la suplantación de las personas por máquinas va en la dirección adecuada.

Y ello porque soy de una generación que hablaba con el tendero, que se movía y gesticulaba en la tienda, y que ahora comienza a sustituir la relación personal por la relación tecnológica con una maquina fría, muda y sin rostro. Sigue leyendo “No quiero hablar con máquinas”

Cuando los selfies resultan cansinos, estúpidos o peligrosos

Getty
Petri Artturi Asikainen (Getti Images)

El selfie que intentó sacarse hace unos días un turista alemán en el Machu Picchu le costó la vida al caerse a un precipicio. Se suma a otros sucesos como el de hace dos años de los tres estudiantes universitarios indios que murieron al tratar de hacerse una fotografía en Agra con el tren a sus espaldas en 2013.

O los numerosos casos de visitantes de zoos que intentan hacerse fotos junto a animales peligrosos y su temeridad recibe zarpazos de leones, picotazos de avestruz, arañazos de monos o similares. O los que toquetean cuadros o esculturas para pegar sus rostros y cabellos  y hacerse el selfie.

O las estupideces de quienes no respetan los espacios públicos, religiosos o artísticos para inmortalizar su pose ridícula.

Pero mas allá de estos casos extremos, tuve ocasión en mi reciente viaje a Barcelona de comprobar la práctica reiterada de los selfies por nubes de turistas, en grupo o solos, escenario que comprobé luego en el aeropuerto.

Por eso no está de más recordar que los autorretratos (selfies o autofotos) con el móvil parecen inocentes pero a veces traen problemas. Aquí van los siete problemas mas graves y en los que no solemos reparar. Sigue leyendo “Cuando los selfies resultan cansinos, estúpidos o peligrosos”