8 leyendas fascinantes de la rana de la fachada de la Universidad de Salamanca

captura-de-pantalla-2017-02-05-a-las-22-38-04Se quejaba Unamuno de que “No es lo malo que vean la rana, sino que no vean más que la rana”. Y hoy asombra ver turbas de turistas mirando la hermosa fachada plateresca, quizá planificada por los Reyes Católicos y ultimada en tiempos de Carlos V (1529) y escudriñando la piedra para encontrar la célebre rana como si quienes contemplasen el óleo del Jardín de las delicias de El Bosco asumieran el reto de buscar a Wally con su jersey y gorro de lana rayados.

Lo cierto es que es fácil localizarla, si alguien no lo consigue pese a los brazos apuntando, los vendedores mostrándola o los folletos que lo revelan.

Así que no es un secreto señalar que está en la pilastra de la derecha (mirando a la fachada), en la cima del primer cuerpo, donde sujetando el capitel con sus cráneos se encuentran tres calaveras labradas. La de la izquierda es la que exhibe un pequeño batracio.

Pero hay historias y leyendas sobre el origen y significado del animalito… Nada menos que ocho explicaciones del secreto, y algunas sorprendentes. Veamos Sigue leyendo “8 leyendas fascinantes de la rana de la fachada de la Universidad de Salamanca”

Curiosidades y maravillas de la Plaza Mayor de Salamanca

La Plaza Mayor de Salamanca esconde secretos y explicaciones asombrosas que no debería ignorar nadie que se precie de turista, curioso u hombre de mundo.

archivo_000-101Y es que si los musulmanes tienen que peregrinar a la Meca al menos una vez en la vida, los occidentales deberían acudir a visitar la Plaza Mayor de Salamanca, prodigio arquitectónico situado en la cautivadora ciudad de Salamanca, ubicada a su vez a orillas del Tormes y cerca de la frontera de Portugal.

Con razón Cervantes aludía a la ciudad en su novela ejemplar, El licenciado vidriera, declarando que

Salamanca, que enhechiza la voluntad de volver a ella a todos los que de la apacibilidad de su vivienda han gozado.

No en vano la ciudad de Salamanca es Patrimonio de la Humanidad (1988) y la UNESCO se apoyó como criterio decisivo en la Plaza Mayor como ejemplo representativo y valioso del XVIII europeo.

Por eso creo será útil para el visitante con prisas, o  para las mentes ávidas de captar lo que esconden las joyas arquitectónicas mas allá de lo que los ojos muestran.

Veamos pues los gozos y los asombros que ofrece la Plaza Mayor de Salamanca, ayudados de unas hermosas fotografías de un gran fotógrafo salmantino, además de mi tío y padrino (Ramón Hernández Sánchez, 1934).

Aquí tenéis 38 curiosidades y un rápido viaje al arte, la historia y la cultura mirando la Plaza Mayor de Salamanca.  Sigue leyendo “Curiosidades y maravillas de la Plaza Mayor de Salamanca”

Pintura para el alma : Exposición en Cambre de María Fernanda Candal

 María Fernanda Candal en Cambre   Decía Hipócrates aquello de “Ars longa, vita brevis” para advertir que la vida es demasiado corta para poder conocer todo lo científico y artístico.

 Hay que ser selectivo, pero hay arte que no se puede perder, cuando además de su belleza interna provoca turbulencias emocionales en el espectador. Y es que cuando los ojos ven lo que nunca vieron, el corazón siente lo que nunca sintió.

   Es el caso de la Exposición que se está celebrando en la Sala de Exposiciones de la Casa de la Cultura Villa Concepción en Cambre (A Coruña), de los días 3 a 29 de Octubre de 2014, y que bajo el sugerente título “Antónimos” ofrece un selecto repertorio de pinturas al óleo, divididas en “Vivencias” y “Emociones”. Pero asomémonos al viaje hacia nuestro interior que  que nos ofrece su autora de la mano de su obra pictórica. Sigue leyendo “Pintura para el alma : Exposición en Cambre de María Fernanda Candal”

Guía de urgencia del snobismo

coche vintageUna íntima insatisfacción se abre cuando pronunciamos las palabras “ De eso no entiendo”, al escuchar a alguien exhibiendo sus conocimientos como un pavo real para etiquetar determinada decoración, mobiliario e incluso estilo de vida, como “vintage”, “retro” o “Kistch”.

No debemos renunciar a conocer mínimamente lo que significan tales palabrejas.

Ello nos proporcionará un triple beneficio.

En primer lugar, sentirnos en la onda y no fuera de lugar (lo que potencia nuestra autoestima);

En segundo lugar, desmitificar a nuestro interlocutor pues hemos quitado el humo e incienso a su lenguaje de sumo sacerdote;

En tercer lugar, enriqueceremos nuestras propias posibilidades de comunicación al hablar con precisión y poder elegir modos o estilos de vida y estética.

Veamos los sencillos conceptos e ideas que se esconden en tales etiquetas, sin pretensiones de academicismo ni rigidez expresiva. Al menos nos servirán para salir del paso airosos. No olvidemos que la inmensa mayoría de las personas no son especialistas en esas tendencias y que lo importante es pensar por nosotros mismos y no dejarnos guiar por las razones tendenciosas ajenas. No debemos encasillarnos en tribus sino comprender lo que mueve a cada tribu y efectuar elecciones personales sobre como somos, lo que nos gusta y como queremos nuestro entorno.

Eso sí, advertiremos que son vocablos o etiquetas con vida propia, que tienen un origen puntual o sectorial (arquitectura, pintura, joyería, moda, literatura,etc), y aunque son los protagonistas estelares del mundo de la decoración, lo cierto es que su invocación se ha extendido o contagiado para predicarse de otras actividades hasta el punto de poder calificar un estilo de vida.

Asimismo, advertiremos que la línea de tiempo o datación del producto (mueble, obra artística o pieza – joya, vestido, adorno, etc) condiciona el tipo de estilo. En efecto, suele distinguirse entre una “antigüedad” (artículo datable con mas de cien años de edad, aunque suele extenderse la vetustez hasta aproximadamente 1914), “vintage” ( objeto de más de veinte años de edad y representativo de una época determinada: de hecho, “vintage” es una palabra inglesa con origen en la palabra francesa “vendage” referida a “la cosecha de una temporada concreta”, o sea objetos auténticos), “retro” ( objeto de menos de veinte años pero que evoca, imita o representa objetos de épocas pasadas, o sea, reproducciones) y “futurista” ( objeto de un futuro imaginario).

Otras veces el criterio es cuantitativo y de intensidad; así, lo “minimalista” es lo simple, lineal y austero, por contraste a lo “kitsch” que es lo complejo, sobrecargado y llamativo; de hecho su origen está en los nuevos ricos que se dotaban de arte, muebles y objetos en grandes cantidades.

O el criterio diferenciador parte de separar el género (minimalismo) y la especie ( zen: simplicidad con toque oriental persiguiendo armonía y equilibrio junto con uso de materiales naturales como papel, telas y agua).

Veamos con detalle los modelos básicos para movernos en el mundo de la decoración, el arte y la moda o estilo de vida.

Sigue leyendo “Guía de urgencia del snobismo”