Curiosidades maravillosas El comer es un placer

20 curiosidades de la sidra que necesitas saber en Asturias

IMG_6644Posiblemente Asturias es el paraíso natural porque ya Adán tomó la manzana, aunque no le dieron tiempo para hacer sidra.

Lo cierto es que es el único lugar del mundo donde se escancia, esto es, se “tira” en chorro la sidra desde la botella con el brazo levantado por encima de la cabeza hacia un vaso de boca ancha que se sujeta en la otra mano. Durante unos instantes un río dorado de sidra salpica y canta al chocar con las paredes del vaso hasta alcanzar la dosis que de forma rápida se bebe con ansiedad y se arroja el poso al suelo.

Pero no es la única singularidad y bien está informarse rápidamente para poder opinar en tertulias o mejor aún, para poder tomar “un culín” de sidra y disfrutar. Y además descubrir que disponer de sidra natural es contar con una bebida mágica de efectos igualmente mágicos en la salud y la vida social.

Pasen y vean, las 20 curiosidades que todo visitante de Asturias debería conocer… y disfrutar

IMG_72991. Estrabón nos informó que los astures bebían sidra en el año 60 a.C., que bebían “zytho”, por fermentación de la manzana. Incluso hay asturianos que después de tomar unas sidras, afirman con vehemencia que Newton estaba pendiente del manzano para comprobar la calidad de la manzana cuando se le ocurrió la ley de la gravedad, y para ponerla en práctica se puso a escanciarla desde lo alto sobre un vaso.

2. Es una bebida natural, sin aditivos ni productos químicos. Además con pocas calorías y refrescante.

3. Es buena para proteger el aparato vascular e incluso prevenir el infarto y evita los cálculos renales. Tiene propiedades antioxidantes. Eleva el colesterol bueno y ayuda a la digestión.

4. Su baja graduación alcohólica (5,5%) es una ventaja frente al vino y otros alcoholes. Es una bebida que se picotea como los pájaros y no emborracha con la rapidez y estragos de otras bebidas alcohólicas. Eso sí, siempre con moderación, aunque baste el dato de lo habitual en Asturias de que los paisanos se toman una botella de una sentada sin que se sirva por “vasos”, o sea, se pide “una botellina”… o varias. Ya se encarga el camarero de dejar la botella delante del cliente con el tapón de corcho, dispuesta a ser nuevamente escanciada hasta apurarla, y a ser acompañada del relevo de otras llenas.

5. El llagar es el aparato mecánico de pisar manzana para extraer el zumo (aunque ahora se aplica a todo el edificio). El duernu es un recipiente de madera donde se machaca con unos mazos (denominados mayos).

oso yogui6. La espicha es la fiesta de abrir un tonel de sidra para probarla cuando lleva dos meses en el tonel. Se prueba y luego se cierra el agujerito con un taco de madera que se llama “espicha”. Y ya tras varias pruebas, cuando está en su punto se hace una fiesta conocida por “espicha”, donde se acompaña la sidra de huevos cocidos, chorizo, fritos de bacalao y tortilla de patata.

7. Antes de popularizarse el vidrio para botella y vaso, lo utilizado era un recipiente de madera tallada, llamado zapica.

8. Los tipos básicos de sidra son: Sidra dulce (procede directamente de exprimir la manzana y sin fermentar); sidra natural (procede de la fermentación, no tiene gas y de color amarillo); sidra achampañada (fermenta en botellas y tiene gas; no se escancia).

9. El Gaitero es la marca de sidra achampanada mas popular, pero se identifica con la de gas, no con la sidra natural. Aquélla es un burro y ésta un pura sangre.

Archivo_000 (1)10. El ritual de escanciar no es una moda. Se escancia o “tira” para generar carbono o burbujitas que le den vida y eliminar el ácido acético; además al golpear las paredes del vaso genera aromas que al beber en vaso de tan ancha boca, proporciona una agradable sensación.

11. Se embotella en botellas verdes para que la luz y el sol no la perjudique.

12. La sidra debe tomarse fresca pero no fría. Caliente es vomitiva y congelada insípida.

13. El vaso es grande porque si fuera estrecho sería difícil acertar desde la altura al escanciar (12 centímetros de alto, 9 de boca y 7 de culo). Y sobre todo que sea de cristal fino para que al golpear la sidra en caída libre resulte “cantarina y melodiosa”.

14. El culín es la unidad de medida, y se refiere al que queda en el “culo” del vaso (un par de dedos). De ahí que es una herejía llenar o mediar el vaso.

15. Es una bebida social. Se comparte el vaso y la costumbre de tirar la sidra tiene fundamento sanitario ya que el poso final se debe arrojar por donde se acaba de beber para que lo limpie para el siguiente. Además el residuo de sidra ya no tiene burbujas y no sabe igual.

16. Hay muchas maneras de calificar la sidra por su sabor. Las básicas son la de “ácida”, “dulce” o floja (sin gas ni sabor). Normalmente el tipo de manzana condiciona el tipo de sidra.

sidra17. En el siglo XIX la capacidad de evacuación de la sidra (igual que entra sale), se utilizaba como medida monetaria. Si un paisano quería participar en una “espicha”, la apertura de un barril de sidra acompañado de chorizo y huevos, tenía que pagar una “perrona por mexada”, o sea diez céntimos y podía beber todo lo que pudiese, pero eso sí, si salía a mexar, tenía que volver a pagar otra perrona. Así nos informa la estupenda obra “La Sidra Asturiana”, de David M. Rivas (Ed. Pico Urriellu, 2004).

18. Lo que es un delirio de placer es tomar queso cabrales acompañado con sidra, un maridaje único, para inflamar corazones y darse cuenta de lo bello de la vida.

19. No hay mejor manera de abordar un problema, un negocio o un mal de amores que con la ayuda de varias sidras, porque como se dice en Asturias “una llama a otra”.

Gascona20. El Consejo de Denominación de Origen Sidra de Asturias nombra embajadores de sidra tras cada cosecha en un curioso ceremonial en que el candidato aguarda dentro de un tonel su proclamación. Es el caso de los actores Gabino Diego, Juan Echanove o el piloto Javi Villa. Aunque el mejor embajador “honorífico” de Asturias es Woody Allen, quien mantiene una confesa relación amorosa con Oviedo, y cuya estatua en el centro de Oviedo le representa caminando hacia la calle Gascona, el bulevar de la sidra de Oviedo donde todo amante de la gastronomía, la sidra y la fraternidad debe detenerse.

IMG_7496Por último, no olvidemos que la hostelería en Asturias es magnífica y los camareros de las sidrerías sonrientes y serviciales… no dejan reposar el vaso sin escanciar. Un lujo. Y si se va un chigre o uno de los estupendos restaurantes donde se une calidad y precio, pues… ¿qué mas se puede pedir?

Disculpadme, voy a tomar unos culinos de sidra…

 

 

7 comentarios

  1. A mí la sidra me resulta un poco ácida y “cabezona”. Pero en pequeños “culines” reconozco que es refrescante.
    Un par de puntualizaciones:
    No es tan natural ni sin aditivos. Lleva normalmente sulfitos por un tubo, creo que es parte de lo que hace que me siente mal.
    El vaso grande es más de ahora; aunque había oído que era algo reciente lo de echarla, en plan snob, lo cierto es que vi un documental de 1924, se titula así, en que escanciaban, eso sí, era en copas; o a lo mejor por ser más finos con la delegación de Florida que visitaba Avilés.

    En fin, para completar este artículo una nota musical con el “Canto a la sidra” de la zarzuela Xuanón.

    Me gusta

Gracias por comentar con el fin de mejorar

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s