Oviedo, la ciudad más bonita de España para el Huffington Post

archivo_005-8 Para la versión española del Diario online más vendido en EE.UU, el Huffington Post, ha resultado elegida ciudad más bonita de España la ciudad de Oviedo, en la no menos bella Asturias.

Aunque nada hay mas subjetivo que valorar la belleza, como lo es determinar que se entiende por ciudad bella (¿cómoda, accesible, urbana, ecológica, limpia, etc?) ni pocas cosas pueden manipularse tanto como las votaciones online, lo cierto es que Oviedo presenta varias claves que por aclamación popular resultan innegables.

España cuenta con ciudades maravillosas en términos de historia (Salamanca), calidad urbana (Vitoria), arte (Granada), gastronomía (San Sebastián), infraestructuras (Barcelona), etc. Cada ciudad, como toda persona, tiene flancos maravillosos.

ería pretencioso y simplón, fijar un ranking de ciudades donde como decía el asturiano Ramón de Campoamor:

Y es que en el mundo traidor
nada hay verdad ni mentira:
todo es según el color
del cristal con que se mira.

Pero lo que es indudable es que Oviedo es un destino agradable para visitar y una ciudad cómoda para vivir. En todo caso, única. Por algo, Woody Allen exclamó la célebre frase al pasear por sus calles:

Es una ciudad deliciosa, exótica, bella, limpia, agradable, tranquila y peatonalizada; es como si no perteneciera a este mundo, como si no existiera… Oviedo es como un cuento de hadas.

Y es que Oviedo y Woody Allen mantienen una especial relación amorosa a juzgar por el semblante que se ilumina en el cineasta cuando piensa en la ciudad y como la defiende.

Pero veamos la razón de que esa frase no es fruto del capricho.

archivo_000-80En primer lugar, el paisaje urbano. Una urbanización cuidada, calles peatonales, esculturas vistosas y con significado, arbolado, edificaciones conservadas y zonas antiguas rehabilitadas. Y todo ello con tremenda limpieza. No hay que sortear plastas perrunas, patear botes de bebida, desplazar folletos… Una ciudad escandalosamente limpia.

Por algo Oviedo fue galardonada con el premio Escoba de Platino a la ciudad mas limpia concedido por la Asociación Técnica para la Gestión de Residuos, Aseo Urbano y Medioambiente (ATEGRUS), y ciertamente pasear por Oviedo sin sortear papeles y residuos es una maravilla.

A ello se suman las esculturas imponentes y hermosas que acompañan los paseos. Nada de esculturas de arte tan moderno que no se entienden sin un doctorado y que confunden extravagancia con excelencia. No. Son esculturas comprensibles, evocadoras y que hacen sentir mejor. Son célebres la de Woody Allen, la de Mafalda, el perro Rufo o el Culis Monumentalibus, o la Gorda de Botero. Una ciudad-museo.

En segundo lugar, cuenta con una vistosa zona antigua, en torno a la plaza del Fontán, donde callejuelas y tiendas transportan al siglo XIX. Pasear por sus calles y plazoletas supone retornar a la Vetusta de Leopoldo Alas Clarín. Y como contrapunto, una zona moderna, comercial y avanzada, presidida por un Palacio de Exposiciones y Congresos, el Calatrava, que parece  empotrado entre edificios.

archivo_000-79El tercer pilar son el legado arquitectónico que atesora. Particularmente las iglesias del prerrománico (San Julián de los Prados, Santa María del Naranco y San Miguel de Lillo), y la originalísima Catedral de Oviedo, de “un solo cuerno”.

Por último, bastan cinco minutos para contemplar la ciudad en su esplendor desde el vecino monte Naranco, como mirador natural privilegiado y percatarse del encaje de la ciudad en el valle, de su forma longitudinal, del pulmón central del Parque San Francisco…

Pero lo auténticamente llamativo y valioso, al decir popular, es esa sabia combinación que es una gastronomía y oferta culinaria fuera de serie, a buen precio, y con personas atentas y hospitalarias. Como dice un buen amigo vasco:

En mi tierra se come mucho y bien, pero el servicio de hostelería asturiano es inigualable, por su cercanía y amabilidad. Aquí se justifica eso de la propina con razón mas que por costumbre.

De ahí que la calle Gascona, en el centro de la ciudad, se alce como el lugar de encuentro y celebración mas emblemático de la ciudad, plagada de sidrerías y bodegones, con ruido de vasos y tertulia, y al igual que se decía en la cervecería Cheers de Boston, “todo el mundo conoce tu nombre”, bien podría decirse que Gascona es “donde nadie es forastero ni extraño”.

archivo_001-26Y eso sí, cocina casera bajo esas máximas de buena, bendita y barata en restaurantes  de confianza que recomendamos los nativos.

Por algo la sidra es la bebida popular y es una bebida social, que se comparte y alegra, y aturde lo justito y de la que hay curiosidades que no todo el mundo conoce pero que a todos asombran.

En fin, que no importan las votaciones sino las experiencias y  vale comprobarlo por sí mismo.¡ Y no hace falta pasaporte!. Solamente sonrisa, mano tendida y sed para ser refrescada…

¡¡ Bienvenidos a mi tierra !!

 

 

Gracias por comentar con el fin de mejorar

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s