El comer es un placer

Tres fabadas en Asturias para saborear antes de morir

manzanasVisitar Asturias y no probar una fabada asturiana es, parafraseando a Woody Allen, como ir a Venecia y no montar en góndola.

Un plato nutritivo, consistente, incandescente, sabroso y fraternal. El almuerzo que se tomaba para reponer fuerzas de la mina o del campo. El almuerzo que unía sabor, olor y potencia. El almuerzo presente en las francachelas de grupo y celebraciones.

El secreto de la fabada excelsa lo relata Carlos Cuesta:

Fabes de la granja con pedigrí y un acompañamiento chacinero basado en chorizo asturiano de casa, morcilla asturiana de casa, lacón, tocino entreverado, ídem de ídem, y agua fría.

Y si se disfruta con sidra asturiana (repleta de leyendas y placeres), el maridaje o unión entre lo sólido y el líquido, entre lo rojizo y lo ambarino, entre la montaña y el mar, suele ser un enamoramiento explosivo y ejemplo de amor compenetrado.

Pues bien, para aquellos que visitan Asturias y desean probar una fabada asturiana que merezca tal nombre, aquí van tres restaurantes únicos e inolvidables que tienen en común diez características:

  • Restaurantes en “casa de pueblo” y sin ínfulas de modernidad.
  • Locales acogedores, que hacen sentir “en familia”.
  • Cocina casera. Nada de fabada en lata, ni fabas desechas ni caldosas. Ingredientes de primera y amor en el fogón.
  • Abundante. Poniendo la cazuela en la mesa, para servirse al gusto. ¡A hartarse!
  • Postres caseros, y cómo no, arroz con leche delicioso.
  • Cocinera atenta. La cocinera o guisandera, veterana y amable, próxima para explicar y garantizar el punto del producto.
  • Un entorno verde y tranquilo con espacio para pasear tras el festival alimenticio.
  • Un precio más que asequible.
  • Conveniencia de llamar y reservar porque lo bueno se lo disputan.
  • ¡Y los tres generan ganas de volver!… Lugares de peregrinación gastronómica y cuyo nombre y paradero deben susurrarse a los amigos como los grandes secretos.

Y hay al menos una decena de restaurantes en Oviedo altamente recomendables por su calidad, cantidad y precio, pero si de fabada se trata, esto son tres santuarios.

1. Casa Cristina, en Tellego (La Pruvía s/n). Telf. 985 79 62 51. A 10 kilómetros de Oviedo por la A-66 (desviación a 8 kilómetros).

2. El Llagu (Carretera de Latores en dirección El llagu, a 4 kilómetros de Oviedo). Telf. 985240283.

3. El Llar de Viri (Candamo). A 30 km. de Oviedo. Galardonado con La mejor fabada del mundo 2013.

El secreto de la mejor fabada nos lo desvela aquí la guisandera Viri:

5 comentarios

  1. Qué mejor fórmula para contrarrestar la devastación cultural -y no cultural- que, gran medida, supone la globalización: mostrar “la grandeza” de lo local -representada por una imperial fabada- y universalizarlo mirando el mundo sin perder de vista el lado interno de lo que somos.

    Me gusta

  2. vivo en argentina….en el sur….Patagonia donde vino mi abuelo materno desde mieres en 1910 y siempre…..favada hecha por mi madre…..lo mejor de lo mejor…..IDOLOS!!!!!!!!!!!!! pronto andaré por Asturias e iré a esos restaurantes q recomiendan…..gracias y puxa….asturies

    Me gusta

Gracias por comentar con el fin de mejorar

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s