Claves para ser feliz

Lo bueno recordado, si compartido, dos veces bueno

Captura de pantalla 2018-02-14 a las 8.32.06Leo una entrevista a Guillermo del Toro, cineasta mexicano, en que ante la pregunta de qué fue su vida, contesta dos perlas para la reflexión.

“Antes de los 45 años trabajas para la biografía y de entonces para adelante trabajas para el epitafio”.

“ Si te arrepientes de tu pasado o te preocupas de tu futuro, estás anulando absolutamente tu existencia”.

Ambas me llevan a una breve reflexión que me gustaría compartir….

“Antes de los 45 años trabajas para la biografía y de entonces para adelante trabajas para el epitafio”.

GetImageHe aquí una gran verdad, que revela la montaña rusa de la vida. Esos 45 primeros años marcan un punto de inflexión ( con oscilaciones según la vivencia de cada cual), ya que antes te sientes el explorador o alpinista hacia la cumbre de tus sueños e ilusiones. Después te sientes mas bien como el veterano sherpa que descansa en la ladera de la montaña y al que nada le motiva repetir el ascenso mas que soñar con el regreso.

Personalmente, desde mi medio siglo llenando la botella de la vida (¡suena inquietante!) percibo la dura evidencia de que cada día el pasado aumenta y el futuro disminuye, y además se acelera el paso del tiempo de forma inquietante.

Pero debemos reaccionar y no quedarnos parados, y nos ayudará saber que:

“ Si te arrepientes de tu pasado o te preocupas de tu futuro, estás anulando absolutamente tu existencia”.

Curioso que esa frase coincide con la de la Madre Teresa de Calcuta: “El ayer se fue. Mañana aún no ha llegado. Solo tenemos el hoy. Comencemos”. Me hace pensar en que hay personas que viven ancladas en el pasado, en los recuerdos de infancia o adolescencia y que ya adultos intentan revivirlo, hacer reencuentros con amigos de la infancia o adolescencia. Son momentos en que entre todos intentan reconstruir el puzle de lo vivido y compartido, pero resulta que no todos recuerdan lo mismo, y además cuando lo recordamos nosotros no somos los mismos que lo vivimos. Hasta aquí lo negativo de vivir en el pasado, por aquello de no abrir las puertas al futuro.

descarga (1)Así y todo, hay un gran placer en recordar los buenos momentos, las anécdotas divertidas de la infancia (nuestra o de nuestros hijos), los ágapes, los encuentros festivos con amigos, los sucedidos que nos alegran, y eso por la gran lealtad del cerebro que al tejer el mosaico de la memoria, se queda con las notas amables y agradables, las maquilla y nos permite jugar con ellas cuando las recordamos.

Lo curioso es que hay un placer añadido al recuerdo solitario del momento placentero que viene dado cuando lo relatamos y compartimos. Es curioso que el recuerdo solitario de los buenos momentos se ve como una película de blanco y negro, una película muda; en cambio, mientras se recuerdan y relatan a otros, pasamos al color, sonido y luces, chispeamos, pues se incrementa nuestra vivacidad expresiva, nuestras sonrisas y risas… en suma, el goce de un buen recuerdo aumenta si se comparte.

Ese añadido de azúcar que da compartir las vivencias lo podemos ilustrar ( o caricaturizar, mas bien) con la célebre anécdota del torero Luis Miguel Dominguín, quien en los años sesenta tras tener un idilio con un primer encuentro de sábanas con la bella actriz Ava Gardner, se levantó con presteza y mientras se vestía, le espetó la actriz: “ Pero… ¿A dónde vas?” Y él responde mientras abre la puerta: “Pues dónde voy a ir. ¡A contarlo!”

pensarY ya en el terreno mas serio de las conclusiones, creo que bien está alimentar la mochila de anécdotas y vivencias agradables para poder recordarlas. Sabio refrán el de “camarón que se duerme se lo lleva la corriente”. Y bien estará compartirlas en buen ambiente amistoso o familiar. Los beneficios son innegables.

No hay fría fotografía o vídeo tomado con el smartphone que pueda competir o mejorar el relato espontáneo y de viva voz, compartido con pareja, amigos o familiares, e incluso conocidos. Por eso, lo recordado es mejor que lo sucedido y, en compañía, dos veces mejor.

 

 

Gracias por comentar con el fin de mejorar

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.