Viajes

Viaje al paraíso: Australia en pinceladas

antipodas en australia He perdido la esperanza (o mas bien soy realista) de tener tiempo y dinero para emprender un viaje hacia Australia que siempre me ha fascinado. Así que como sucedáneo me he leído el fantástico libro de Bill Bryson “En las antípodas” (RBA, 2014) donde este periodista y científico, dotado de sentido común y del humor, nos relata su viaje por ese país con un estilo expresivo y anecdotario que me he sentido imbuido del espíritu australiano.

Como punto de partida el protagonista a su llegada en avión a Australia desde Norteamérica nos informa que “sin que nadie te pregunte si te parece bien, te roban un día al cruzar la línea de cambio de fecha internacional. (…) para ser justos te devuelven el día en el viaje de vuelta cuando cruzas la línea de cambio de fecha en dirección contraria y consigues llegar a Los Ángeles antes de salir de Sydney, lo que, francamente es un truco todavía más logrado”.

Pero viajemos a ese impresionante país, que saber algo de las antípodas no sobra.

1. Lo primero que hice fue poner en orden el tamaño y la población. El resultado es asombroso: 22 millones de personas en una extensión superior a toda Europa. La única isla que es continente y el único continente que es isla. Como dice el autor “no tiene golpes de estado, sobrepesca abusiva o simpáticos déspotas armados, no cultiva coca en cantidades provocativas, ni se dedica a arrollar a otros de una forma presuntuosa o impresentable”.

Hagámonos una idea del tamaño de Australia con esta imagen que nos demuestra que es bastante mayor que toda Europa y posee el 3 por ciento de su población.Tamaño comparado

Y añade “Es el primer continente conquistado desde el mar, y el último. Es la única nación que empezó como una prisión. Es el hogar del ser vivo mas grande la Tierra, la Gran Barrera Australiana y del monolito mas famoso e impresionante, Ayers Rock (o Uluru). Tiene más cosas que pueden matarte que ningún otro lugar. Las diez serpientes mas venenosas del mundo son australianas. Estos cinco animales: la araña de tela de embudo, la medusa cofre, el pulpo de anillos azules, la garrapata paralizadora y el pez piedra son los mas letales de su especie en el mundo”.

2. Además los australianos son tipos singulares, como sintetiza el autor del libro, son la mezcla de lo británico y de un estadounidense. Gente alegre y atenta, con un sentido del humor especial; como dice el autor “Se pasan la mitad e cualquier conversación insistiendo en que los peligros del país se han exagerado mucho y que no hay que preocuparse, y la otra mitad contándote que hace seis meses su tío Bob iba en coche a Mudgee cuando una serpiente tigre salió del salpicadero y le mordió en la ingle; pero bueno, ya lo han desconectado de la respiración artificial y se puede comunicar parpadeando con los ojos”.

sydney3. Sus ciudadesson seguras y limpias y casi siempre están cerca del agua. Se trata de una sociedad próspera, bien ordenada e instintivamente igualitaria. La comida es excelente. La cerveza, fría. El sol brilla casi siempre. Hay café en cada rincón”.

4. Confieso que no sabía el nombre del primer ministro australiano que paseando por la playa las olas se lo llevaron en 1967. Tampoco sabía la penosa situación de la población aborigen, ni el contraste entre un interior despoblado y una costa jalonada de urbes con rascacielos alternando con poblados pesqueros.

5. La exuberancia de la vegetación y bosques junto a inmensos desiertos y rocas, contrasta con el ecosistema asombroso de especies animales muchas sin catalogar y buena parte a extinguir. Me entero de que “El 80 % de las plantas y animales de Australia no existe en ninguna otra parte“. Es la tierra del canguro (del único “canguro arbóreo”, que salta de árbol en árbol) y del ornitorrinco (mamífero ovíparo, con púas y venenosísimo). También de la medusa cofre cuyo roce aniquilaría a un hipopótamo.

6. He acompañado al protagonista por escabrosas montañas, playas espumosas, mesetas infinitas y calor asfixiante. En coches por carreteras sinuosas, en tren por valles profundos y bosques brumosos, etc. También en un bote pequeño por un pantano (donde me entero “que un motor fuera borda le suena a un cocodrilo muy parecido al rugido territorial de otro cocodrilo: por eso van a por los botes pequeños”). Y en sus ciudades (Sydney, Adelaida, Perth, etc).

Me he asombrado de que “de los 500 lugares del planeta con la calificación de patrimonio de la humanidad, solo 13 cumplen los cuatro requisitos de la Unesco, y de esos 13 lugares tan especiales, cuatro están en Australia”.

outback australiano

He asistido de la mano del autor, a museos de aviones, pedruscos y animales. He descubierto que es el mayor suministrador de mineral del mundo y que apenas ha investigado el diez por ciento de los yacimientos. Me he enterado de los pintorescos gobernadores australianos de siglos pasados, de la actual política de ciudadanía de Australia que ya cerró sus puertas, de que fue el país que proporcionalmente mas “ejércitos desconocidos” fueron fulminados en la segunda guerra mundial, de que en un referéndum pese a la distancia y autonomía quieren seguir bajo la égida de la Reina de Inglaterra, y que existe el Territorio del Norte donde eligen representantes al parlamento pero que no votan por decisión propia del electorado.

Curioso país.

Creo que si hubiese una guerra nuclear, un cataclismo o una guerra religiosa, siempre quedaría alguien mirando el increíble cielo australiano desde una mecedora mientras trasiega una cerveza. Y la naturaleza siguiendo su curso.

Así que como no puedo viajar, pues leo y disfruto. Maravillosa experiencia y por eso quiero compartirla.

Y por eso, si usted tampoco piensa viajar a Australia (si viajase al extranjero ya me atreví a ofrecerle algunos consejos básicos), puede hacerlo devorando este librito de 327 páginas. Un viaje maravilloso sin perder tiempo, dinero ni riesgos.

pasada de Australia

One comment

Gracias por comentar con el fin de mejorar

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s