Claves para ser feliz

No regales tu tiempo a las personas tóxicas

El tiempo es oro y no podemos regalarlo a personas tóxicas o pesimistas. Está en juego nuestra felicidad

 

personas toxicasUn derecho primario del ser humano adulto es elegir la compañía en la vida. No elegimos el cuerpo ni la mente, aunque a veces intentamos remodelarlos, pero sí podemos elegir la compañía y decidir sobre si abrimos nuestro territorio doméstico, afectivo, laboral o de ocio, a otras personas.

 

El hombre es un ser social que quiere y necesita compañía, pero junto a los “socios” ( que comparten con nosotros nuestros fines, para lo bueno y lo malo) no faltarán los “asociados” ( que parasitean y sabotean nuestras iniciativas).

 

Las personas, al igual que el clima o el viento condicionan el crecimiento de los árboles, influyen en nuestras vidas. Y no contamos con un arco de seguridad como en los aeropuertos que nos permita detectar de forma clara e instantánea, las personas tóxicas o negativas y así poder impedirles el paso hacia nuestras vidas. Tampoco podemos saber si una relación idílica se tornará en el futuro incómoda e incluso molesta.

En su día me ocupé de la necesaria indiferencia frente a quienes nos perjudican o dañan ocasionalmente; ahora se trata de reaccionar frente a quienes bajo la piel de cordero de la amistad, amor o compañía, ocultan al lobo que día a día nos muerde o impide que cumplamos nuestros sueños o ilusiones.

Es sumamente importante tener claro que nuestro tiempo no podemos despilfarrarlo con personas que no lo merecen. En efecto, aunque no podemos siempre huir de las personas negativas, tóxicas o perversas, al menos podemos ( y debemos por nuestra propia salud mental y calidad de vida) concederles el menor tiempo posible. Veámoslo con detalle.

1. En el libro de Antxo Pérez, “Los 88 peldaños del éxito” (Ed.Alienda 2014) se expresa estupendamente la necesidad de administrar tu tiempo al dedicarlo a las personas:

“ No des tu tiempo a todos por igual. Valora tu tiempo y tu vida. Regálaselo sólo a quienes realmente lo merezcan. Cada vez que regalas una hora a alguien que no la valora, se la estás negando a alguien que podría merecerla mucho más. Cuántos días, semanas y meses regalamos a personas que ni les ven valor ni jugarán ningún tipo de papel en nuestro viaje alargo plazo. De tu lista de personas importantes, tú debes estar a la cabeza, y valorarte a ti mismo es valorar tu tiempo y a qué persona se lo regalas”.

Dice un refrán inglés que “El que se acuesta con perros, con pulgas amanece”. O sea, que si entregamos nuestro tiempo y compañía a personas negativas acabarán contagiándonos la actitud negativa. Y a la inversa, quien se rodea de personas positivas, verá florecer la ilusión, el entusiasmo y la sonrisa. ¡Casi nada!

 

2. No es que nuestro compañero de trabajo, afición social o aventura empresarial o vecino, sea mala persona. Se puede ser buena persona y tener una actitud negativa y destructiva hacia la vida. Es más, puede que para nosotros una persona socialmente respetada o bienhechora resulte una compañía insoportable y un lastre a evitar. Un sacerdote puede ser encantador pero compañía nociva e insoportable para el bajo de los Rollings Stones y a la inversa. Y quien tiene que decidirlo es cada persona, como dueña de su espacio vital.

 

felices3. Se trata de rodearse de personas constructivas, que no se instalen en la perspectiva negativa, crítica y corrosiva. Son agotadoras, desgastan la vitalidad y sus opiniones no facilitan la realización de nuestros sueños e incluso a veces los sabotean sin pudor. Esas personas son como la bola de preso encadenada a nuestro pie, y hemos de limar la cadena que nos une a tan pesada carga.

No podemos dejarnos vencer por la cortesía, la debilidad o la inercia. Está en juego nuestro tiempo, y nuestra vida es tiempo, por lo que no podemos sacrificarla a quien no la respeta.

 

Es cierto que a veces no hay mas remedio que soportar personas que no suman sino restan, que nos quitan el salvavidas o que nos miran por encima del hombro con desdén. Y si eso es así, al menos habrá que recortarles nuestro tiempo y dedicación.

4. O elegimos nuestros sueños o elegimos nuestra compañía. Ese es el dilema.

 

El éxito de la trama de la novela “Los tres mosqueteros” (Alejandro Dumas) radicaba en que “eran todos para uno y uno para todos” tirando del carro en la misma dirección: si alguno fuese negativo y pusiese pegas o criticase su actuación, objetivos o cuestionase ácidamente la capacidad para alcanzarlos, el final feliz de la novela no hubiera tenido lugar: habría vencido el malvado Richeliu, sin mancharse las manos de sangre. De igual modo, siguiendo con ejemplos literarios, en “Robinson Crusoe” (Daniel Dafoe), si el Robinson que naufraga en la isla perdida, fuese un tipo pesimista y negativo, la novela se hubiera acabado en el primer capítulo pues no hubiera tomado iniciativas, no hubiera arriesgado, no hubiese intentado sobrevivir tras el naufragio; y si el indígena Viernes que se cruza en su vida en la inhóspita isla, hubiese tenido igual actitud, Robinson se vería obligado a alejarlo de su vida y considerar que la isla era suficientemente grande para que pudieran vivir ambos sin contacto, y lo que es mas importante, sin que la manzana podre contaminase la sana; de igual modo, el mundo es muy grande y apartarse de las personas negativas es legítima defensa o mas aún, es cuestión de supervivencia del optimista.

Sabio resulta aquello de ” mejor solo que mal acompañado“.

 

5. Veamos los pasos a dar para vacunarnos contra las personas tóxicas.preguntarse

 

Lo primero es dedicarse un tiempo a reflexionar para identificar quien o qué frena nuestros sueños, nuestra creatividad e ilusiones. Aquí hay que hacerse preguntas:

– ¿ nos toca siempre sacrificar nuestro criterio o sueños por la opinión de otros?

– ¿ nuestra relación con esa o esas personas se salva por nuestra generosidad ante su egoísmo?

– ¿ siempre nos toca ceder, perder o perdonar?

– ¿ podemos mirar hacia atrás y recordar las ocasiones en que nuestros sueños o ilusiones merecieron la aprobación, impulso o elogio de esas personas?

– ¿son capaces de felicitarnos, elogiarnos, levantarnos si nos caemos, o por el contrario solo se escuchan a sí mismos y a sus proyectos o problemas?

En suma, debemos captar si nos toca siempre ser el único que intenta remar en la barca que se comparte.

 

Lo segundo, si identificamos la rémora con nombre y apellidos, será soltar las amarras del contacto, y retirarle nuestra compañía limitándola a lo mínimo imprescindible. No es fácil pero necesario.

Como dice el refrán “se necesitan dos para bailar un tango” por lo que carece de sentido y futuro entregarnos a quien no quiere bailar, o prefiere bailar salsa o sencillamente censura nuestro estilo y paso. Por eso, la amputación del miembro gangrenado a veces es necesaria para salvar al enfermo.

 

Lo tercero y mas importante, una vez eliminado el virus ( y desterrado de nuestro territorio) es alimentarse con las vitaminas de personas positivas, que nos valoren, animen e induzcan a la realización de nuestros sueños. El mundo es grande y hay enormes caladeros de amistades, de compañeros y personas afines: redes sociales, clubs, organizaciones no lucrativas, etc. Un globo aerostático sube cuando arroja el lastre, y cuando se sufren inclemencias de tiempo o crisis que hacen perder altura, o se arroja ese lastre o todo se ira al traste.

 

El tiempo es oro, y no podemos dejar que ese oro deje de brillar o se oculte por unos mineros egoístas y tóxicos, que el azar ha cruzado en nuestra vida. Si no merecemos el respeto y ánimo de otros, tampoco merece nuestra compañía.

 

Como ya dijimos anteriormente cambiar una situación negativa es una necesidad y hay que ser valiente para salir del remolino antes de que nos trague. Cuestión de supervivencia.

 

6 comentarios

Gracias por comentar con el fin de mejorar

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s