Hábitos saludables

Paseando solo bajo el sol

Captura de pantalla 2018-06-24 a las 11.52.57Hoy domingo salió el sol en Asturias y se quedó para bañarnos con sus rayos de luz y calor. Esto tan inusual en estos últimos tiempos nos enseña que por muchos nubarrones que veamos en nuestra vida, después de la tormenta sale el sol e incluso el arco iris. Y aunque luego vuelva a llover, siempre habrá motivo para sonreír.

He paseado solo y en calma bajo el sol y es curioso que la melancolía invade pero nos sentimos cómodos al contar con la complicidad de ese sol generoso.

Aunque no pensaría lo mismo alguien perdido en el desierto bajo un sol abrasador, pocas cosas hay gratis tan gratificantes como esa luminosidad, y si pensamos que esos rayos de sol salieron hace ocho minutos de la gran bola de fuego solar, nos sentiremos mas afortunados. Tenemos motivos…

METASLos pensamientos caminando bajo el cálido sol son distintos de los pensamientos en el interior de la casa o bajo una tormenta. Los pensamientos bajo el sol son mas reflexivos, mas contemplativos, mas imaginativos y sobre todo, mas benévolos con nuestros problemas y lo que nos molesta. De hecho, psicólogos de la Universidad de Stanford hicieron pruebas de pensamiento lateral o creativo a personas antes y después de un paseo bajo el sol y descubrieron sensibles mejoras de rendimiento en estos últimos.

En alguna parte leí que estaba demostrado que cualquier conflicto o negociación entre personas si se afronta tomando una taza de café caliente suaviza las aristas y predispone al acuerdo. Y ahora añado de cosecha propia algo que a muchos le resultará evidente, que un paseo al sol, mientras los rayos bañan nuestra coraza de piel y caldean nuestras neuronas, es una fuente que alivia mágicamente las tensiones.

En fin, que no se trata de exponerse a quemaduras de tercer grado o propiciar cánceres de piel ni quedarse como lagartija paralizada al sol, sino sencillamente aprovechar cuando sale el sol, a poder ser en soledad, para darse un paseo y encontrarse a sí mismo. Y afrontar problemas, encrucijadas o decepciones, porque esa “meditación al sol”, ayuda mucho, caminando sin rumbo. Una terapia sencilla y barata, única. A mí por lo menos me sirve.

Y en esta línea optimista quiero compartir un sencillo pero inspirador video que circula por la red. Apuesto a que estos minutitos de video nos harán ser y sentirnos mejores. ¡ Y dejen ya de leer, que el sol aguarda su paseo!

 

One comment

  1. Fenomenal reflexión. Meditar y caminar es una fusión tan antigua como la escuela peripatetica, mejor bajo la luz del sol, por supuesto.

    Me gusta

Gracias por comentar con el fin de mejorar

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s