Claves para ser feliz

Menos enfadarse, sabe mejor

descarga (7)Hoy me enojé cuando el autobús ocupaba el paso de peatones y tuve que sortearlo pasando por la carretera. También se despertó mi furia interior con una señora que en la cola de la panadería haciéndose la tonta se nos adelantó. Eso sin olvidar el cabreo por la lluvia que estropea el domingo.

En todos los casos, si bien se mira, eran tonterías que no merecían sentirme molesto y estropearme el día. Es verdad que hay muchas cosas que molestan e irritan en el día a día y pocos pueden ser tan impasibles o insensibles como para seguir sonriendo ( personas que te decepcionan, pérdidas irreparables, problemas de salud, esfuerzo que no se ve recompensado, engaños comerciales, etcétera).

Sin embargo existen muchísimas otras incidencias que son naderías. Captura de pantalla 2019-03-17 a las 14.26.22Cosas que carecen de fuerza para cambiarnos el carácter y arruinarnos el día. Frente a esas hay que hacer un esfuerzo personal de perspectiva. Darse cuenta de que contra la lluvia nada puede hacerse, y que el conductor de ese autobús, o la señora caradura no merecen otorgarles el triunfo adicional de nuestro escarnio. O que el comercial que nos atosigaba hace su trabajo en condiciones precarias.

Y si existen cosas que nos molestan seriamente, hagamos el esfuerzo de no añadirle el coste de la pérdida de nuestra calidad de vida en términos de palpitaciones cardíacas excesivas, sudoración, distracción de lo importante, o despilfarro de unos minutos de nuestra corta vida en controlar nuestra espuma rabiosa y desahogo mental. La transformación del increíble Hulk nos entretenía de jóvenes pero poca gracia nos haría vernos así en un espejo.

Ello sin olvidar que los cabreos los carga el diablo y se hace o se dice lo que puede no sentirse ( o sea, que nos arrepentimos).

domashnie-trenirovki-bokserskij-maneken-ili-grusha_3No perdamos de vista que esos cabreos y desasosiegos se evaporan y nada añaden en nuestra mochila de utilidades y experiencias. Este burdo sentido del cabreo me recuerda el ingenio de Konosuke Matshushita, directivo de la compañía japonesa Matsushita Eléctric (Panasonic ), que para mantener contentos a sus trabajadores incluyó en la empresa un cuarto de desahogo, donde aguardaban unos maniquíes con los rasgos físicos de sus jefes, que los empleados podían golpear con bastones y guantes de boxeo puestos a su servicio.

No se cabreen con el tal Matshushita por tratar así a sus empleados, ya que aplicó tempranamente unos principios admirables en la empresa en plena crisis económica de 1929 que merece la pena recordar, porque deberían aplicarse también fuera de la empresa por todos:

  • -Contribución a la Sociedad.
  •  Imparcialidad y honradez.
  • Cooperación y espíritu de equipo.
  • Esfuerzo para mejorar.
  • Cortesía y humildad.
  • Adaptación y asimilación.
  •  Gratitud.

matsushita joven Así que, volviendo a nuestra reflexión y a modo de conclusión… ¡ nada de enfadarse por tonterías!. No.  Bastantes problemas tiene el mundo y vienen solos como para que vayamos a buscarlos con nuestro fuego crítico interior.

Sencillamente basta con que mentalmente sintamos lástima por la conducta ajena que resulta criticable y olvidar el problema instantáneamente.. A otra cosa mariposa. ¿ O valemos tan poco y tan bajo precio ponemos a nuestras emociones y nuestro tiempo?.

Gracias por comentar con el fin de mejorar

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.