Claves para ser feliz

Libros usados en busca de lector

Unas divagaciones mías sobre esos amigos que tenemos abandonados: los libros de nuestra biblioteca personal “a extinguir”.

ACALANDA

Burning booksTodos atesoramos libros y nos da la sensación de que algún día no estaremos y nadie los cuidará, cuyo destino será una tienda de lance, el rastro o incluso el despiadado contenedor de reciclaje.

No faltan las iniciativas, algunas gestadas en noches en vela, otras fruto del ingenio o la desesperación, para intentar salvar del naufragio (o de la quema) a los libros que nos han acompañado en la vida.

Ver la entrada original 693 palabras más

One comment

  1. No sé quien dijo eso de que “no te enamores de quien no tenga libros en su casa” (o parecido). Pues algo así me ocurre a mí, como a tí, no podría desprenderme de mis libros, esos que me he comprado con tanto cariño y afán y ahorro. No sabría dejarlos ir, al menos no de momento, quien sabe si lo haré en un futuro, pero, por lo pronto, se quedan en casa, sean 500 o 5000.

    Le gusta a 1 persona

Gracias por comentar con el fin de mejorar

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s