Claves para ser feliz Reflexiones vigorizantes

Aprender de los errores no es enterrarlos sino asumirlos

sisifoLeo en una entrevista a Pablo Hernando, Director de Innovación de Repsol en la que subraya la importancia de aprender de los errores y comenta que “si aprendemos de nuestros errores, ¿no deberíamos de tener el máximo de errores posible”.

Mas allá de la falacia que encierra tan sugerente frase, lo cierto es que Oscar Wilde tenía razón cuando afirmaba que “la experiencia es el nombre que damos a nuestros errores” porque lo que debe aprenderse de las malas experiencias es precisamente a evitarlas, a no tropezar dos veces con la misma piedra.

Hemos de aprender a no quedarnos paralizado ante el fracaso o el riesgo. A no culpabilizarnos del error sin aprender ni movernos. Los conejos se quedan deslumbrados con la luz de los faros de los coches y se quedan quietos esperando el atropello.

No somos conejos. Hemos evolucionado como seres humanos para algo: para sobrevivir. Coexistimos en un mundo competitivo, donde las cosas cuestan o escasean y donde no todos actúan con honradez, así que para sobrevivir ante contratiempos, zancadillas o infortunios, hay que aprender a levantarse. Veamos las claves para sobrevivir ante el error.

1. Es verdad que a veces nos inunda la rabia o la impotencia por el engaño sufrido, por la torpeza que reconocemos, por no haber sabido tomar la mejor decisión, por no habernos tomado un poco mas de tiempo para decidir o para escuchar, por haber confiado en quien no lo merecía, por habernos dejado guiar por nuestra soberbia o vanidad… Bien está desahogarse pero no quedarse en el socavón.

robocop Lo importante es levantarse de la caída y ser consciente de que el ser humano es como el personaje cinematográfico Robocop, que va sufriendo daños y mutilaciones pero se regenera por sí mismo… y gana.

2. Cuando somos jóvenes, cometemos muchísimos errores (y de adultos también, pero quizá menos). Personalmente admito que durante mi vida profesional cometí muchos errores. Y en la vida afectiva, claro; ¡cuántas declaraciones de amor parecían sinceras en su momento y ahora resultan precipitadas y torpes!. Especialmente típicos son los errores cometidos en las primeras citas amorosas.

Y en la vida social también, ¡cuántas personas me parecían ídolos o gurús de mi vida, que serían desmitificados posteriormente!. Y no digamos en el mundo consumista, ¡cuántos vendedores, banqueros, aseguradores y comerciales “me la metieron doblada”!

simpson errorEl responsable del error no era yo. Era ese duendecillo que llamamos Juventud, Ignorancia o Inocencia. Lo importante es que los primeros errores suelen ser mortificantes, pero los siguientes van siendo aceptados como parte de las reglas del juego y llega momento en que nos damos importancia de aprender del error, e incluso le ponemos nombre: madurar.

Entonces interiorizamos la manera de afrontar los errores: si no había controlado todo, si había bajado la guardia, si había subestimado datos o circunstancias, no debía repetirse en el futuro.

3. Mas que aprender del error hay que saber reaccionar frente al error. Si se comete un error…

  • No culpemos a los demás… Pero tampoco nos flagelemos.
  • No dejemos que nos ataquen como corderillos. Basta recordar que el que sea inocente que tire la primera piedra… ¿quién no ha cometido un error? El que lo niegue ha cometido el error de mentir.
  • No nos quedemos instalados en el error. Demostremos la resistencia, pasemos el error a la alforja de la espalda y miremos el futuro. Los mejores generales son los que han participado en mil batallas, tienen jirones y cicatrices o huellas de decisiones difíciles y equivocadas.

4. Eso sí, no olvidemos que la percepción del error veces es un espejismo.

Hay decisiones tomadas en un contexto que solo se ofrecen como error en una visión retrospectiva: un matrimonio que acaba en divorcio, un aprendizaje de profesión o estudios que desemboca en desempleo o trabajo insatisfactorio; un cambio de vivienda que comporta vecinos, costes o entorno insoportable, etc. Pero no. No son errores. Son decisiones que se toman en su momento con todas las variables disponibles en el momento. Valorar una decisión anterior con lo que sabemos después es hacer trampas. No podemos reprocharnos el error si tomamos la decisión adecuada a la información disponible.

Mafaldas5. Asimismo hay decisiones que consideramos errores no por nuestro percepción sino porque hay terceras personas (familiares, amigos, vecinos o jefes, por ejemplo) que so pretexto de nuestro bien o por alzarse en jueces, se atreven a calificar nuestra conducta e incluso a reprocharla.

Una cosa es escuchar la opinión ajena y otra tener que aceptarla. Somos nosotros los únicos responsables de nuestra vida y nadie tiene derecho a crucificarnos o censurarnos. Hay que valorar positivamente quien tiene la valentía de intentar abrirnos los ojos a nuestros errores pero hay que parar en seco o ser indiferentes a quien pretende además marcar el rumbo de nuestra vida. Cuesta mucho aprenderlo, pero hay que saber equivocarse solo y no por seguir las opiniones ajenas.

6. En definitiva, tengamos presente que no hay novela, escultura o pintura famosa que se hubiese hecho sin errores o rectificaciones. Lo perfecto es enemigo de lo fácil.

Por eso, el peor error es no aprender del error.

Y si se comete un error… tampoco está mal la chulería al servicio de la autoestima… ¡lo volvería a hacer!

La clave radica en lo que comenté en su día: ni vivir anclado en el pasado ni suspirando en el futuro.

¡Buen fin de semana!… Y puestos a pedir… ¡buena semana entera!

 

2 comentarios

Gracias por comentar con el fin de mejorar

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s