Claves para ser feliz

La alegría de no ser un corrupto

corruptos Corren tiempos en España en que pocos se salvan de la quema de brujas y demonios, pues la condición de corrupto se extiende como una epidemia. Así  se ha propagado por los continentes sociales de nuestro mundo: la nobleza ( el Instituto Noos del yerno del anterior Rey), los políticos ( Gürtel, Pujol), los sindicalistas ( ERE en Andalucía, o Villa del Sindicato minero asturiano), los banqueros ( cajas de ahorro esquilmadas y además con tarjetas opacas de “barra libre”), los artistas ( los anteriores gestores de la SGAE), etc.

No debemos renegar los españoles de la figura del “pícaro”, tan castizo y simpático, como el Lazarillo de Tormes o el Buscón Pablos.

Sin embargo, ese pícaro que luchaba por sobrevivir con ingenio ha mutado como los virus maliciosos en la figura del corrupto, tramposo y canalla que cuando le toca liderar un grupo, aprovecha para llenarse los bolsillos.

Pero debemos mantener la calma al analizar el caso.

1.     Es cierto que no debemos generalizar pues la oveja negra no tiñe todo el rebaño y la inmensa mayoría de los colectivos infectados son buenas personas. Pero también es cierto:

– Que las alarmas y medidas de seguridad no han funcionado, y en toda organización algún caradura intenta aprovecharse, como las hierbas malas en la pradera.

– Que los corruptos no se han limitado a hurtar ocasionalmente sino que han convertido el latrocinio en “estilo de vida”.

– Que los corruptos no han picoteado el alpiste de unos regalitos sino que se han entregado con egoísmo a la avaricia y gula, además de insolidaridad.

 2. Es cierto que algunas personas son mejores que otras y que nadie es totalmente bueno ni totalmente malo. Sin embargo, ser corrupto es objetivamente malo porque supone aprovecharse de lo que es de todos o del grupo afín; decepcionar la confianza depositada; quedarse con bienes ajenos, y además alimentar la propia soberbia en tiempos en que los ciudadanos lo pasan mal. El corrupto obtiene beneficio a corto plazo e ilusorio. Quien no es corrupto ni tolera la corrupción obtendrá ventajas personales y permanentes.

 3. Los ciudadanos tenemos que sacar enseñanzas, en estos tiempos de crisis económica y de valores, del mal ejemplo de esos parásitos.

 – Sentirnos felices de “no ser como ellos”. No somos raposas ni buitres carroñeros.

 – Sentirnos felices de poder dormir tranquilos ( aquello de “pobre, pero honrado” cobra tranquilizadora vigencia).

orgulloso – Sentirnos felices y legitimados para poder criticar a quienes abusan de la confianza de todos. Nadie puede quitarnos la libertad de expresión de los justos y nadie puede cerrarnos la boca acusándonos de lo mismo.

– Sentirnos felices por poder andar por la vida sin escuchar cuchicheos, acusaciones ni miradas acusadoras; ir con la cabeza bien alta, merece la pena.

– Sentirnos felices al haber desmitificado al poder, ejercido por tanto petulante que cargado de poder se cree invencible y luego resulta que sin máscara queda al descubierto un canalla.

– Sentirnos felices por poder educar a nuestros hijos con el ejemplo, y que se sientan orgullosos de sus padres.

– Sentirnos felices por poder mirarnos al espejo y contemplar nuestra mirada limpia y saber que tenemos la conciencia en paz.

– Sentirnos felices porque quienes nos acompañan, quienes nos aprecian, lo están por nosotros (con nuestras virtudes y defectos) y el corrupto nunca tendrá la seguridad de si le querían por su dinero, su poder o por su honradez hecha trizas.

 Y eso es mucho, podemos estar alegres por no haber tenido la tentación de ser corruptos, o por no haber caído en ella. Hay muchas maneras sencillas de ser feliz, y no se necesita ser rico. Es más, si se es rico pero corrupto, que nadie se engañe porque ahí se esconde un miserable, y él lo sabe (aunque nadie lo haya destapado todavía).

Gracias por comentar con el fin de mejorar

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s